Sineli Santos/Agencia Reforma

CDMX. – Red Bull se medirá rueda a rueda con sus rivales en el Gran Premio de Canadá, aunque el foco parece estar puesto en Ferrari.

La escudería austriaca necesita ponerse al día con el RB20 para no perder terreno respecto a los italianos en el Campeonato de Constructores, pues sólo 24 puntos los separan.

Por las características del circuito semiurbano de Montreal, con sus altos bordillos, se prevé que Red Bull vuelva a sufrir en ambos lados del garaje.

La caída puede ser menos dolorosa si consiguen mejorar la cifra de 81 unidades que acumularon entre Max Verstappen y Sergio Pérez en las últimas tres citas: Miami, Emilia-Romaña y Mónaco.

El Cavallino Rampante, en cambio, tuvo un repunte en esas mismas carreras con acumulado de 102 tantos de Charles Leclerc y Carlos Sainz Jr.

Gracias a ese triple dígito, la franquicia de Maranello alcanzó los 252 puntos en el Campeonato de Constructores, mientras que los Toros Rojos tienen 276.

¿Qué funcionó y qué no?

Una de las claves a favor del SF-24 son las actualizaciones en los pontones y la zona de refrigeración que funcionaron en la pista tanto como en el simulador, un caso completamente diferente en Milton Keynes, pues el nuevo fondo plano es más susceptible a desniveles en el pavimento.

El papel de los líderes

Como pasa en todas las alineaciones, hay un nombre que sobresale. Los vigentes campeones de la Máxima Categoría se apoyan en el tricampeón Verstappen con sus 7 poles y 5 victorias, para sumar 169 puntos en la campaña.

En tanto, la Scuderia y el monegasco Leclerc hacen el match perfecto con un triunfo, una pole, 4 podios, 3 cuartos lugares y ningún abandono, para acumular 138 unidades.

La responsabilidad no recae en los primeros pilotos, sino en los coequiperos, quienes, curiosamente, tienen un perfil similar.

Carlos Sainz Jr., con 108 puntos, y Sergio Pérez, con 107, deben estar al nivel de sus compañeros para acechar a los líderes o evitar la tragedia.

La motivación del mexicano es su reciente renovación de contrato hasta 2026 con los austriacos, y si bien el futuro del madrileño es incierto, presume ya una victoria en Australia este año.