Piden comerciantes del Centro a las autoridades municipales el reforzamiento de los operativos de seguridad en esta zona, luego de los constantes robos tipo fardero de que son objeto algunos comercios por parte de varias bandas, estableció el presidente de Acocen, Alfonso Linares Medina.

Lo anterior se desprendió de la reunión que sostuvieron dueños de comercios en el seno del Consejo de la Asociación de Comerciantes del Centro con representantes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, a quienes les solicitaron un apuntalamiento en las acciones a fin de inhibir a la delincuencia.

En entrevista con El Heraldo, detalló que entre las peticiones destaca una mayor vigilancia en varias fincas abandonadas que están en el Centro, donde muchas suelen ser utilizadas para el vandalismo. “Se meten, hacen sus necesidades y se esconden, lo cual empieza a ser un foco de delincuencia”.

Asimismo, solicitaron la colocación de más cámaras de videovigilancia en calles como Nieto y demás que ayuden a ahuyentar la acción de los delincuentes, luego de que son constantes los robos tipo fardero, donde entran de 3 a 4 personas a los comercios, distraen al personal de las tiendas y luego cometen los ilícitos. “Las cámaras graban los escenarios y nos damos cuenta que son bandas de 3 o 4 personas entre hombres y mujeres, pero sí se han inhibido y se ha detenido a esas personas”.

Otra petición fue el reforzamiento de los rondines por parte de los ciclopolicías en los distintos puntos del Centro, así como una capacitación que recibirán los comerciantes y sus empleados por parte de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, a través del Programa “Mi Negocio Seguro”, con estrategias a implementar dentro de los comercios que incluye además el tema de las extorsiones que ya se han ido inhibiendo.

“En suma necesitamos que el Centro sea un lugar seguro, donde las personas puedan buscar áreas de esparcimiento, las familias puedan pasear, ir a los jardines, museos y cafés de manera segura, tranquila y saludable”, finalizó.