Al reconocer un intenso vandalismo en la infraestructura hidráulica del municipio de Aguascalientes, la alcaldesa Miriam Rodríguez Tiscareño anunció una estrategia de vigilancia para disuadir a la delincuencia de acercarse a los pozos de agua potable, motivo por el cual se han colocado a personal en los puntos de mayor incidencia para reportar situaciones sospechosas.

Y es que en esta temporada de intenso calor, resulta indispensable reforzar estas medidas para impedir la interrupción del servicio y dejar sin el vital liquido a colonias enteras, en lo que se realizan las reparaciones que implica restablecer el servicio ante el robo de bombas y cables que luego son vendidas por cantidades mínimas. La alcaldesa explicó que las reparaciones para restablecer el funcionamiento de los pozos suelen llevar de dos a tres días.

Aseveró que el personal que estará de planta en los pozos más afectados por el vandalismo, contará con una comunicación electrónica y Whatsapp para comunicar cualquier incidente para que de esta manera intervenga la Secretaría de Seguridad pública capitalina. Se ayudarán también de las cámaras instaladas por la empresa concesionaria.

En las dos últimas semanas han comenzado a sentir mejorías en este ámbito, pero hay que intensificar la vigilancia en los pozos para que la ciudadanía cuente con agua en donde se encuentre, subrayó. Finalmente confirmó que las tarifas de agua potable estarán disminuyendo un 2 por ciento mensual, lo cual será hasta nuevo aviso, donde se espera que el usuario lo resienta en su bolsillo, porque ese es el objetivo principal.

BANDERA ELECTORAL. Sobre la bandera política que implica el tema del agua en el actual proceso electoral, la presidenta municipal Miriam Rodríguez Tiscareño señaló que es entendible que se aborde este asunto tan relevante por parte de los diversos candidatos, aunque consideró que a varios de ellos les falta información sobre la verdadera situación de este servicio en el Ayuntamiento de Aguascalientes. Consideró que varios candidatos hablan del tema del agua por lo que saben o escuchan, pero no conocen el fondo.