Es Aguascalientes la segunda entidad del país con la mayor prevalencia de corrupción cometida por servidores públicos, con un registro del 6.3%, sólo por debajo de Chiapas que reportó una incidencia de 7.4%.
Lo anterior de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) presentados por el INEGI, que abarca del 2015 al 2017.
Los resultados de la ENCIG precisan que en México el 56.7% de la población de 18 años y más, considera que la corrupción es uno de los problemas más importantes que enfrenta la entidad federativa donde residen, sólo por detrás de la inseguridad y delincuencia.
El contacto con elementos de seguridad pública, fue el de mayor incidencia de corrupción con el 59.5% de las víctimas, seguido de los permisos relacionados con la propiedad con un 30.7%, mientras que con un 25.1%, fueron señalados los ministerios públicos.
A nivel nacional la prevalencia de corrupción aumentó en dos puntos porcentuales, en consecuencia del incremento que registraron en el mismo tenor entidades como Chiapas, Aguascalientes, Nuevo León y Zacatecas.
A pesar de ello, en lo general el 82.6% de las víctimas de corrupción no proceden a denunciar tal delito, en relación con la falta de confianza en las autoridades para atender el asunto o en su caso, lograron algún beneficio a su favor o incluso consideran que la corrupción es una práctica común.
En ese apartado, la entidad se encuentra por encima de la media nacional, en casos de corrupción no denunciados, con una incidencia superior al 86%.
Al corte de 2018 y de acuerdo al estudio del INEGI, en Aguascalientes existía un registro de 564 investigaciones iniciadas contra funcionarios públicos, de las cuales únicamente se procedió en 31 casos.

¡Participa con tu opinión!