Su pasión por el boxeo lo llevó a ser campeón en dos ocasiones en el estado y a participar en un torneo nacional en Matamoros, gracias al apoyo de la Casa del Adolescente. Con 21 años de edad, César Alejandro Durón Castillo llegó hace tres años a la Casa del Adolescente por recomendación de algunos amigos. Amante del boxeo, César se vio atraído porque ahí recibe el entrenamiento que requiere. “También he hecho sparring, guanteo con profesionales y pues ya hemos ido evolucionando poco a poquito sin saber nada”.
César Alejandro Durón reconoció que la Casa del Adolescente le ayudó a alcanzar su sueño, además de permitirle estudiar la preparatoria en la modalidad abierta, contar con servicio de comedor y una dieta para boxeadores apoyado de un nutriólogo, así como servicio dental.
Antes de entrar a la Casa del Adolescente, César Alejandro señaló que sólo andaba de flojo en la calle, pero ahora se dedica a trabajar y al boxeo. “Antes era una hora al día y ahora entreno desde las 7:00 hasta las 11:00, toda la mañana entrenando, me gusta mucho”.
Explicó que en la Casa del Adolescente su entrenador le enseñó todo lo que sabe del boxeo, le dedica tiempo y le da consejos. “Me trae bien cuidado, que no me desbalague, sí ayuda mucho”.
Comentó que él ha recomendado a sus amigos acudir a dicha institución, donde tienen distintas opciones como sala de patinaje, de bicicletas, de skate, varios deportes y disciplinas como gastronomía y escuela. “Hay de todo aquí para cada quien y se puedan entretener un buen rato”.
Habitante de la colonia Norias de Ojocaliente, César Alejandro Durón señaló que gracias al boxeo le encontró rumbo y sentido a su vida, por lo que llamó a los jóvenes a acercarse a dicha institución y descubrir las actividades y disciplinas que más se acomoden a sus gustos e intereses. “Van a encontrar una meta, va a haber algo que les va a gustar”.