De la Universidad a la cobertura profesional: Leo Aguilar, periodista deportivo

En el marco del Día Internacional del Periodista Deportivo, Leonardo Aguilar Solís destaca como un ejemplo de dedicación y pasión en esta profesión. Desde 2017, ha sido una figura clave en el Heraldo de Aguascalientes, cubriendo eventos deportivos y ofreciendo una perspectiva única sobre el deporte local.
Su carrera comenzó a los 19 años mientras estudiaba Comunicación en la Universidad Autónoma de Aguascalientes. La necesidad de cubrir eventos deportivos para un proyecto académico lo llevó a crear una página de Facebook con unos amigos, dando cuenta de equipos profesionales como Necaxa y Panteras. Este primer paso le permitió conectar con otros periodistas deportivos y consolidar su interés en esta área.
La oportunidad de unirse a este medio surgió mientras aún estudiaba y lo que comenzó como prácticas profesionales se transformó en una carrera de más de seis años, durante los cuales ha sido testigo de eventos importantes y ha construido una red de contactos para su trabajo.
Leo resaltó la importancia de conocer a las personas adecuadas en el campo del periodismo deportivo. La información sobre eventos, partidos y ruedas de prensa depende en gran medida de estas conexiones. Además, ha aprendido a acercarse a los padres de los jóvenes deportistas locales, quienes a menudo proporcionan información valiosa sobre sus hijos y los eventos en los que participan.
A lo largo de su carrera, ha experimentado momentos estresantes y otros gratificantes. Los días más complicados suelen ser aquellos con una saturación de eventos o cuando la información es escasa. Sin embargo, los más memorables incluyen la cobertura de torneos importantes, como un evento internacional de tenis en Aguascalientes, y las victorias de equipos locales como Necaxa, que lo llenan de satisfacción tanto profesional como personalmente.
Con 27 años, Aguilar Solís continúa dedicándose al periodismo deportivo con la misma pasión y entusiasmo que lo atrajeron a esta profesión hace siete años, demostrando que el deporte es más que una carrera, es una vocación.