En dos años, el Municipio de Jesús María ha invertido tres millones de pesos en la compra de 80 nuevos contenedores de basura, a fin de reponer los que ya cumplieron con su vida útil, y otros más, para ampliar las zonas con el servicio de recolección de basura, informó el alcalde Antonio Arámbula López.

Ayer, el presidente municipal entregó 40 de esos contenedores de desechos urbanos con capacidad de 5.5 metros cúbicos cada uno y les dio el banderazo de salida para su nueva ubicación en las comunidades de Gracias a Dios, Venadero, Margaritas, La Cañada, Ruiseñores, entre otros.

Asimismo, el primer edil hizo un llamado a la población para que haga uso responsable de este equipamiento, lo cuide y sólo deposite ahí residuos autorizados, así como en el horario establecido.

La mayoría de los contenedores cumplieron con su vida útil, otros servirán para ubicarlos en zonas que requieren el servicio y los nuevos, que son más grandes, ayudarán con la alta demanda que se tiene en materia de disposición de residuos sólidos en donde se han visto rebasados, expresó el titular de Servicios Públicos, Abner Ishback Aguilera Mares.

Agregó que cada contenedor viene con un folio y un número de teléfono para que la ciudadanía pueda reportar eventualidades como vandalismo o, en caso de que así se requiera, un mal servicio.

De igual forma, el número telefónico 449-963-87-07 busca atender los llamados ciudadanos para la disposición de muebles, aparatos electrodomésticos, celulares, etcétera, que son la causa de daños al sistema hidráulico de los camiones compactadores.

Finalmente, el alcalde José Antonio Arámbula López externó su beneplácito porque esta entrega representa mejorar el servicio de recolección de basura a la población que está en constante crecimiento, por lo que también agradeció a los regidores su apoyo para autorizar estas compras.