Salvador Rodríguez López

El sueño dorado de todo emprendedor es encontrar la fórmula que le permita llevar a cabo un negocio que en poco tiempo sea redituable y sobre todo que permanezca largo tiempo, lo que en teoría es algo que no existe, pero en la práctica hay una actividad que reúne ambos requisitos y se llama partido político, con el que se puede lograr una vida holgada, de mínimo esfuerzo, que permite tener voz en la vida colectiva, ascender en la escala social y fundamentalmente forjar una carrera en los sectores legislativo y gubernativo.
Lo mejor de todo es que mientras tenga o esté en un partido vivirá a expensas de los ciudadanos que sí producen, a través de los recursos que tan generosamente entregan los gobiernos federal y estatal con la autorización del Congreso de la Unión y del parlamento local, por lo que su mayor esfuerzo es comprobar que les hayan depositado el apoyo mensual.
El pasado 13 de enero El Heraldo dio a conocer la bolsa que recibirán en el presente año los 12 partidos acreditados ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), que significan 75 millones 600,000 pesos, una cifra que si fuera bien empleada en la promoción de la democracia tendría alguna razón, pero es una palabra que sólo aparece en el discurso, porque en la práctica ni siquiera internamente se practica, menos podría esperarse que se promueva en la actividad pública.
Llama la atención que una parte de esos recursos deben destinarse a la capacitación política, esto es, a la formación de nuevos militantes y actualización de los que están, lo que supondría que de ahí surgirían los candidatos a los puestos de elección popular, algo así como la “cantera” que tanto promocionan los equipos de futbol, pero en la práctica es una cuestión que no existe o es en forma mínima, tan es así que ante la cercanía del registro de aspirantes echan mano de lo que encuentren en el tiradero público, que puede ser alguien que desertó de otro organismo y tiene cierta simpatía en algún sector, por lo que de inmediato lo adoptan para de esta manera cumplir dos objetivos básicos: atender la obligación del registro y ver cuántos votos pescan y hasta la posibilidad de que el recién llegado resulte triunfador.
En estas circunstancias, sería interesante que el IEE informe de qué manera supervisa la “capacitación política” y que los partidos informen a detalle quienes son los profesores o instructores, en dónde se llevan a cabo las clases, cuántas horas se dedican al año, en qué lugares, cuántos son los alumnos (con nombre, apellido y domicilio), los que egresan y cuál es su participación posterior, teniendo en cuenta que el dinero que se utiliza para ello proviene de los impuestos.
Lo cierto es que desde el momento que andan a la caza de candidatos es porque carecen de militantes que los represente, pero disfrazan que son personas “de la sociedad civil”, porque el partido “está abierto a la ciudadanía”, señalan en sus promocionales.
Por lo referido queda claro que el mejor negocio que hay en el país es un partido y que una vez admitido en el círculo de notables lo que viene después es reír y cantar, ya que sólo tienen que preocuparse por llenar la documentación que fundamenten en qué gastaron los millones de pesos que les fueron entregados.
Como complemento, qué opinarán de todo ello los empresarios que en tiempos de pandemia no saben qué hacer para salir adelante, porque mientras a ellos la Secretaría de Hacienda y las secretarías de finanzas estatal y municipal les exigen que paguen los gravámenes y otros alcances, que aún cuando tengan cerrado por órdenes de la misma autoridad o funcionen de manera parcial deben acatar estas exigencias, lo mismo que las salariales y prestaciones de sus trabajadores, mientras que los partidos políticos no pagan un solo peso de impuestos y no producen, salvo declaraciones de lo que deben hacer otros sectores para que el gobierno obtenga más recursos que luego lleguen a sus manos.

INFORME LIMITADO

El lunes 11 de enero regresaron a clases 293,000 alumnos de preescolar, primaria y secundaria y de nueva cuenta lo harán por vía internet y en la televisión, tal como fue parte del ciclo anterior y la mitad del presente 2020-2021, lo cual cambiará hasta que mejoren las condiciones sanitarias.
Esteban Moctezuma, en su calidad de secretario de Educación Pública, aseguró que México recibió un reconocimiento internacional por la forma en que resolvió el problema ante la dificultad de que las clases fueran presenciales, además que de varios países solicitaron una reseña de cómo lo estaba haciendo, lo que sin duda alimentó el ego nacionalista.
En el caso concreto de Aguascalientes hasta la fecha no hay datos precisos de cuál fue el aprovechamiento de niños y jóvenes durante al final del ciclo anterior y lo que va del actual y de cuántos son los que carecen del equipo tecnológico, porque todo se circunscribe a porcentajes.
Tampoco se sabe cuántas tabletas y aparatos de televisión fueron recolectados para ser entregados a los educandos, sólo hubo una campaña del director del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), Raúl Silva Perezchica, solicitando a la sociedad que fuera solidaria en la donación, pero de pronto dejó de hacerse lo que haría suponer que el total de los alumnos cuenta con el apoyo tecnológico.
Para los expertos en materia educativa y social, el aprovechamiento de niños y jóvenes es deficiente e incompleto, ya que dista mucho de ser el adecuado ante el uso de medios digitales, además dejan parte de la carga a los padres de familia, que no tienen los conocimientos adecuados ni el tiempo necesario para asesorar a sus hijos, por lo que como se decía en tiempos idos, “salen sancochados” .
En aras de tener un acercamiento con los escolapios, la directora de Educación Básica del IEA, Lourdes Carmona Aguiñaga, dio a conocer que se llevó a cabo reuniones del Consejo Técnico Escolar mediante el sistema de formato virtual, con la participación de 12,800 docentes de educación básica, en que básicamente desarrollaron el reforzamiento de aprendizajes que aplican desde el lunes pasado. El propósito es reforzar comprensión lectora, de escritura y de pensamiento matemático, además de las asignaturas correspondientes a cada grado, con lo que se pretende la permanencia de los estudiantes en el sistema, un mejor aprendizaje y la eficiencia terminal.
Mientras dure la contingencia sanitaria seguirá utilizándose la tecnología sanitaria y los recursos digitales, como la plataforma electrónica de gestión de aprendizaje Google Classroom, lo mismo que las estrategias de enseñanza a distancia de acuerdo al contexto social de cada estudiante. Asimismo, los profesores y los estudiantes podrán apoyarse con el programa de televisión Aprende en Casa III para abarcar los contenidos de planes y programas de estudio desde el hogar.
Desde el punto de vista pedagógico es el único camino que hay, sin embargo, se ha olvidado crear un programa de apoyo a los padres de familia que mediante escritos les ayude a orientar mejor a sus hijos y que además se tenga en cuenta que no pueden estar dedicados al 100% a esa labor, por lo que tiene que ser de una manera que sea de ayuda para que mejore el nivel de aprendizaje y a la vez sirva para observar su desempeño.

SERÁ HOY

Sí, esa es la versión que hay de la Secretaría de Bienestar, de que a partir de este viernes empezará la entrega del apoyo que reciben los adultos mayores, dinero que debieron recibir desde el uno de enero, pero por alguna razón se difirió, ante la desesperación de miles de hombres y mujeres que en muchos casos es el único recurso con el que cuentan para sobrevivir. Se mencionó que será el correspondiente a dos meses y no a los cuatro que se aplicó el año pasado, por lo que deben estar en conocimiento para que hagan sus cálculos de gastos. Los beneficiados confían que sólo por esta vez haya sido la tardanza, ya que requieren del recurso en tiempo y forma.