La ratificación del acuerdo T-MEC en el Senado de la República es una buena noticia para la industria nacional y la exportación, celebró el empresario del autotransporte de carga, Roberto Díaz Ruiz.
“Ahora sólo falta que hagan lo propio tanto Estados Unidos y Canadá, y que lo hagan a la brevedad, pues eso dará la certeza de que la producción nacional gozará otra buena época como la que se ha tenido hasta ahora en el marco del TLC”.
En entrevista, el presidente de la Canacar recordó que en las exportaciones de vehículos sedán y compactos, el 80% de la producción tiene como destino el mercado estadounidense.
Pero además, la fabricación de equipo pesado es un área fuerte para México y prueba de ello es que actualmente se mantiene como tercer lugar a nivel mundial, después de Estados Unidos y Alemania.
“Es decir, en los últimos cuatro años, más del 90% de la producción nacional de equipo pesado se ha canalizado a la exportación principalmente para la Unión Americana”, detalló.
En ese sentido, dejó en claro que vale mucho para nuestro país tener esa relación comercial clara y definida con los Estados Unidos y más aún que se trabaje para que vaya mejorando cada día más.
Es un asunto que ahora dependerá incluso del manejo que se dé a la política migratoria y la expectativa es que haya una adecuada conducción de la agenda, para que no se afecte la relación comercial.
“El tema implica poner orden, pues al mismo país no conviene que se quede aquí gran cantidad de personas cuya productividad está en duda y que seguramente es muy poco lo que van a poder aportar”.
Díaz Ruiz indicó que en tanto, la ratificación es bienvenida, pues se trata de un paso en firme para mantener el vínculo con Estados Unidos y Canadá, cuya economía si bien es fuerte, no tiene un impacto para México que pueda ser ni siquiera la sombra del que tienen los norteamericanos.