Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una tecnología empaquetada en un dispositivo fácil de usar que con sólo presionar un botón convierte agua de mar en agua potable que supera los estándares de calidad de la Organización Mundial de la Salud.
La unidad de desalinización portátil pesa menos de 10 kilos y puede remover las partículas y sales para generar agua potable.
El dispositivo del tamaño de una maleta, que requiere menos energía para funcionar que un cargador de celular, también puede operar con un pequeño panel solar portátil, el cual se puede comprar en línea por 50 dólares, destaca una publicación del MIT.
A diferencia de otras unidades portátiles de desalinización que requieren que el agua pase a través de filtros, este dispositivo usa energía eléctrica para eliminar partículas del agua potable. La eliminación de filtros de reemplazo reduce los requisitos de mantenimiento a largo plazo.
Esto podría permitir que la unidad se despliegue en áreas remotas y con recursos severamente limitados, como comunidades en islas pequeñas o a bordo de buques de carga marítimos.
También podría usarse para ayudar a los refugiados que huyen de desastres naturales o por soldados que llevan a cabo operaciones militares a largo plazo.
«Esta es realmente la culminación de un viaje de 10 años en el que mi grupo y yo hemos estado», resaltó el autor principal Jongyoon Han, profesor de ingeniería eléctrica e informática y de ingeniería biológica, y miembro del Laboratorio de Investigación en Electrónica (RLE).
«Trabajamos durante años en la física detrás de los procesos de desalinización individuales, pero poner todos esos avances en una caja, construir un sistema y demostrarlo en el océano, fue una experiencia realmente significativa y gratificante para mí».

¡Participa con tu opinión!