La Comisión Estatal de Derechos Humanos será siempre la casa de todos y de puertas abiertas a una sociedad plural, sin espacio para las visiones unívocas, donde caben las aspiraciones de las minorías discretas e insulares de aquellos que han sido objeto de discriminaciones sistemáticas, aseveró el ombusdman, José Asunción Gutiérrez Padilla.
En el marco de la celebración del Día de los Derechos Humanos, el presidente rindió mediante redes sociales su III Informe de actividades al frente de la Comisión, tras haber entregado por escrito el documento al Congreso del Estado. En su mensaje afirmó que en un año enmarcado por la pandemia, ello no fue obstáculo para cumplir con sus funciones, por lo que durante el 2020 brindaron 1,286 asesorías, realizaron 87 gestiones exitosas por las respuestas inmediatas de las autoridades a reclamos ciudadanos, recibieron 374 quejas, de las cuales únicamente 59 están en trámite y el resto ya fueron resueltas, ya que se trazaron el reto de solucionarlas en el plazo de los 90 días que establece la ley.
En cuanto al programa de Visitas a Centros de Reclusión que incluyó Anexos, realizaron 60, lo que implicó 2 visitas tanto a los estatales como a los municipales, además de continuar con la labor de promoción y educación en derechos humanos en 174 instituciones educativas de todos los niveles del estado y municipio e incluso del orden federal, así como la capacitación por parte del personal de la CEDHA a través de cursos y talleres, conversatorios y foros a un total de 54 mil 811 personas.
Gutiérrez Padilla enfatizó que la cultura de los derechos humanos no puede mantenerse a punta de recomendaciones ni a fuerza de sentencias por lo que confió en la colaboración de los interesados para reducir el número de hechos efectivamente lesivos. “Se debe asumir que los derechos humanos no son una postergación o un obstáculo para la consecución de determinados objetivos sociales, sino que son el principal elemento para alcanzar un destino de paz y justicia. Las autoridades deben tener a los derechos como principal punto de referencia, el poder público no se ejerce sobre el vacío ni de espaldas a una exigente justificación filosófica”.