Veronica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La posibilidad de ampliar el plazo para que las empresas hagan ajustes a sus plantillas laborales, para cumplir con la reforma en outsourcing, es un respiro para los patrones.
Sin embargo, aún faltan por reconocer más de 3 millones de trabajadores en esta condición.
El viernes pasado, el Instituto Mexicano del Seguro Social concedió ampliar el plazo para que las empresas realicen el trámite de sustitución patronal y en términos prácticos eliminen el régimen de subcontratación.
En el Congreso hay una propuesta para que este plazo se amplíe un mes más.
La Secretaría del Trabajo informó que van 1.6 millones de empleados que estaban subcontratados y que han sido reconocidos por las empresas. Eso deja en el aire a 3.1 millones que estaban bajo este esquema.
“Eso sería que más de 3 millones de trabajadores todavía no están internalizados a las empresas. Es difícil poder identificar cuántas empresas estaban en un régimen de outsourcing”, dijo Jorge Sales, especialista en derecho laboral y socio para México de “Littler”.
Comentó que las empresas que no realicen adecuaciones en sus plantillas para absorber a los empleados que se encuentran subcontratados ya no podrán deducir facturas por servicios de outsourcing, a partir del 1 de agosto. O un mes después, si se concede la prórroga.
Para las empresas resulta complicado montar un aparato para administrar decenas o cientos de empleados porque hay que darlos de alta en el IMSS y dar soporte administrativo, lo cual eleva los gastos de administración, en especial para la mediana y grande empresa, opinó Héctor Márquez, director de relaciones institucionales de Manpower.