Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 10-Feb.- Las personas físicas y empresas que inviertan en las zonas económicas especiales (ZEE) del País no pagarán Impuesto sobre la Renta (ISR) los primeros diez años de operación, y sólo 50 por ciento los siguientes cinco años.
Esto lo señaló José Antonio Meade, secretario de Hacienda, durante la instalación de la Comisión de gobernadores para las ZEE en Lázaro Cárdenas, Michoacán.
Los inversionistas también podrán acceder a facilidades para el pago de cuotas patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el componente de salud.
El estímulo será un descuento de 50 por ciento en los primeros diez años y 25 por ciento en los siguientes cinco.
Además recibirán un tratamiento especial en el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), similar al que tienen empresas certificadas en comercio exterior.
“Esto es, lo que se produzca en la zona económica especial causará IVA hasta que deje la zona económica, y mientras se esté transformando dentro, no tendrá carga tributaria de valor agregado”, dijo Meade en su discurso.
Además contarán con un régimen aduanero con reducción en el pago de derechos y exención de impuestos.
Meade explicó que la Secretaría de Economía instalará una ventanilla única para los empresarios de las ZEE.
El jefe de la autoridad federal de las ZEE, Gerardo Gutiérrez Candiani, explicó que se contará con estímulos de los gobiernos locales, con facilidades en el pago de impuesto predial y sobre nómina, traslado de dominio, entre otros.
Las tres ZEE comprenden: Lázaro Cárdenas, Michoacán-Guerrero; Salina Cruz, Oaxaca-Coatzacoalcos, Veracruz; y, Puerto Chiapas, Chiapas.
Los inversionistas además entrarán a un programa especial de financiamiento de la banca de desarrollo.