José de Jesús López de Lara

Espantosa tragedia se registró el sábado por la madrugada en la colonia Che Guevara, luego de que por causas desconocidas se incendió un jacal donde vivía una humilde familia y murieron calcinados madre e hijo, mientras que el padre de familia logró sobrevivir.
Los trágicos hechos se registraron al filo de las 00:50 horas, en la Manzana No. 20 que se ubica por la carretera estatal No. 68.
Las víctimas mortales fueron la señora María del Socorro, de 64 años y su hijo Héctor, de 30 años, quienes quedaron atrapados entre las llamas y murieron calcinados en el interior del jacal donde vivían y el cual estaba construido de madera y láminas de cartón. El señor Joaquín, de 48 años, esposo y papá de las personas fallecidas, logró ponerse a salvo y resultó ileso.
Por causas desconocidas, mientras dormían, la casa comenzó a incendiarse. El señor Joaquín al percatarse de lo anterior, de inmediato trató de ayudar a su esposa y a su hijo, pero debido al mismo material flamable, rápidamente quedaron atrapados en el fuego y no pudo salvarles la vida.
Por la posición en que quedaron los cadáveres, se presume que Héctor trató de proteger en todo momento a su mamá, pero el intenso humo que aspiraba le provocó que se intoxicara y ya no pudiera salir para ponerse a salvo.
El señor Joaquín acudió a una casa cercana y pidió ayuda a una vecina, por lo que se habló al 911 y momentos después acudieron al lugar del siniestro los Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil a bordo de las unidades UE-28 y UE-31, además de las patrullas 0243-B1, 0269-B1 y 0818-B2 de la Policía Preventiva del Destacamento “Terán Norte”; así como la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Fue hasta casi las 2 de la madrugada cuando finalmente el incendio pudo ser controlado en su totalidad, siendo en ese momento en que quedaron al descubierto los cadáveres calcinados de la mujer y su hijo, quienes quedaron sobre una cama.
Ambos presentaban quemaduras de 3º y 4º grado en el 100 por ciento de la superficie corporal.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se presentaron a la escena del siniestro los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar que durante las labores para sofocar el incendio y posteriormente el rescate de los cuerpos calcinados, se vivieron momentos desgarradores cuando comenzaron a llegar familiares de las víctimas y se enteraron de la tragedia.