El Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes expresó su rechazo a la imposición de aranceles a productos mexicanos en Estados Unidos, anunciada por el presidente Donald Trump y espera que se dé marcha atrás a la decisión.
Su presidente, Pedro Gutiérrez Romo, explicó que es muy costoso tanto para el productor mexicano, como para el consumidor norteamericano, por lo que espera que el Gobierno estadounidense valore esa situación en su justa dimensión y tome la mejor decisión.
“Hacerlo, sería echar abajo esa intención, sin embargo, en una etapa preelectoral como la que vive actualmente la Unión Americana, ese tipo de anuncios espectaculares se multiplicarán e irán tomando forma según la aceptación social de su perfil, para la reelección”.
En entrevista, dijo que si los precios de los productos suben, obviamente habrá menos compras, lo cual llega a constituirse como un daño muy serio a la economía de ambos países, naturalmente más a la mexicana.
En ese contexto, consideró que la imposición arancelaria en esa dimensión del 5 y hasta el 25%, en función de la dinámica migratoria, “es un arrebato”, si bien obliga a que se tome con seriedad la política migratoria que fue, por parte del presidente de México, un compromiso de campaña atenderla de la mejor forma.
Lo que se ha visto del tema es que la migración desde Centroamérica no sólo se ha incrementado, sino que se ha vuelto exigente, luego de la serie de promesas que hizo para ellos el Gobierno Federal y que alentó a que vinieran más a buscar trabajo que no se ha creado.
“De tal manera que la multiplicación de migrantes en México y hacia Estados Unidos es una política que no puede tomarse a la ligera y en pleno tiempo preelectoral, el presidente Donald Trump encontró la forma de presionar a todo el país y sobresalir en su contexto”.
Gutiérrez Romo recordó que esta agenda se tensa en tiempos electorales y el presidente de los Estados Unidos sabrá capitalizar eso, de tal manera que la expectativa es que el Gobierno mexicano sepa responder y acotar esa medida.
“De lo contrario, el impacto será mayúsculo, y el daño económico y social para México sería de niveles incalculables en el corto, mediano y largo plazo”, concluyó.