Con la existencia de cuatro mil trescientos contenedores de basura, se registra un alto índice de vandalismo con un promedio de diez casos por semana en contra de esta infraestructura, sea por la provocación de incendios, las pintas o por el robo de las pesadas tapas de metal que se utilizan para venderlas lucrativamente en el mercado negro.
La Secretaría de Servicios Públicos del Municipio de Aguascalientes, Miriam Rodríguez Tiscareño, aseveró que las afectaciones a esta infraestructura representa un oneroso desembolso económico del erario público, ya que la reparación de un contenedor incendiado podría costar igual que adquirir uno nuevo, cuyo valor oscila en 15 mil pesos.
Respecto al robo de las tapaderas de los contenedores, dijo que se ha optado no volverlas a colocar y actualmente suman mil de estos depósitos, aun y cuando se han dado algunas quejas ciudadanas por la contaminación que se genera, pero ha quedado demostrado que más tardan en robarlas que en reponerlas con material nuevo.
“En una semana llegaron cuarenta reportes de nuevas tapas, pero el acumulado asciende a un mil doscientos contenedores, ya que el desembolso económico por cada tapadera asciende a mil pesos, y no existe recurso presupuestado para ese rubro”, admitió.
Adicionalmente, señaló que normalmente las tapaderas de los contenedores se quedan abiertas de modo general, ya que la mayor parte de los ciudadanos no pueden cargarlas para bajarlas y cerrar los depósitos, debido a que el peso de aquellas es elevado.
“A su vez, la Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Aguascalientes se encuentra enfocada en mejorar el sistema de recolección de basura de los 4,300 contenedores, a fin de disminuir la contaminación ambiental”, puntualizó.