Por FRANCISCO VARGAS M.
(Crónica y Fotos)

Agradable resultó la Novillada que se llevó a cabo este domingo 30 de mayo en el Cortijo San Marcos, festejo con el que se estrenó la joven empresa Nueva Era Taurina, donde se configuró como gran triunfador Daniel Prieto, al cortar dos orejas, premios que le valieron salir en hombros, mientras que los también jóvenes aguascalentenses Juan del Castillo y Joel Castañeda, quien debutó con caballos, conquistaron un apéndice, respectivamente.
Con una magnífica entrada y clima caluroso, se jugaron cinco novillos de la ganadería de Puerta Grande, correctos de presentación y sin presentar complicaciones. Primero, segundo y quinto, deslucidos, destacando, de manera especial, tercero y cuarto.

PEDRO BILBAO (Azul Marino y Oro)
‘Carmelito’ fue el abre plaza al que lanceó a la verónica, moviendo un tanto los pinreles. Pidió banderillas e invitó a Juan Pedro Herrera y Joel Castañeda para cubrir el segundo tercio, haciéndolo los tres con facilidad, por lo que escucharon palmas. Mirando al cielo, hizo su brindis, iniciando en el centro del ruedo con pases cambiados por la espalda, continuando con una labor de empeño ante un astado sin transmisión, siendo prendido sin consecuencias cuando realizó un desplante a cuerpo limpio, terminando con manoletinas, una de ellas de rodillas. Pinchó en dos ocasiones, dejando en el tercer viaje una estocada entera, desprendida para ser ovacionado, recogiendo la misma en el tercio.

JUAN PEDRO HERRERA (Azul Añil y Azabache)
A ‘Cuco’ lo recibió con dos veletas, verónicas y chicuelinas, quintando por zapopinas un tanto rápidas. Cubrió el segundo tercio de buena manera, por lo que recibió palmas, mientras que, con muleta, logró una labor con gran disposición, sufriendo un susto al inicio de muleta, arrancándolo lucidos naturales, ayudados intercalando molinetes invertidos, cerrando con manoletinas. En la suerte suprema, dejó una estocada delantera y atravesada, pinchazo y otra honda para escuchar calurosas palmas.

DANIEL PRIETO (Sangre de Toro y Oro)
De hinojos saludó a ‘Don Chuy’ en el centro del ruedo con una larga cambiada, continuando con dos más, incorporado cerrado en tablas y verónicas, abrochando con media mirando el tendido, quitando después por gaoneras, previo giro cubriendo el tercio con más voluntad que lucimiento. De manera vibrante, rodillas en tierra, con pases cambiados, comenzó su faena llena de entrega y valor, misma que tuvo conexión en el tendido, logrando pases de entrega y valor, algunos de ellos faltándole templar, terminando de gran manera con joselillinas de rodillas. Tomó la espada, dejando una estocada trasera, tendida y un tanto caída, para petición de las dos orejas, mismas que le fueron concedidas.

JUAN DEL CASTILLO (Nazareno y Oro)
El cuarto de la tarde fue ‘Buen Comienzo’, mismo que de hinojos se abrió con capa de hinojos en el centro con una larga cambiada, siguiendo con verónicas y ya de pie tafalleras y chicuelinas. Tomando su turno, Joel Castañeda quitó por zapopinas, respondiendo Juan por ajustadas gaoneras. Al igual que sus alternantes, solicitó banderillas para cubrir el tercio, no con lucimiento, pero sí con disposición. Muleta en mano, pases por alto y arrucinas, inició con sarga, prosiguiendo con una faena por ambos lados llena de entrega, faltándole de manera comprensible por esas enormes ganas, un poco de más serenidad y reposo, teniendo enfrente un novillo que iba con bravura y raza, teniendo también momentos de apuro al ser prendido sin consecuencias al realizar joselillinas. Con enorme determinación, dejó una estocada entera contraria, teniendo petición de oreja, que le fue otorgada.

JOEL CASTAÑEDA (Azul Pavo y Oro)
El debutante con caballos, con el cierra festejo ‘Gallo Chiva’, lo lanceó de manera armoniosa a la verónica, jugando los brazos, rematando con pinturera media, quitando Bilbao por saltilleras y gaoneras. Al igual, cubrió el tercio de banderillas con facilidad y lucimiento y, en muleta, logró una faena sin prisas, dejando ver oficio y técnica aprendida en España, sacando pases que tuvieron eco ante un novillo dócil que iba con la cara a media altura, concluyendo con joselillinas. En la suerte suprema, dejó una estocada honda, siendo premiado con una merecida oreja.

La empresa obsequió al triunfador Daniel un bello ayudado, mismo que lleva la figura del Cristo del Encino y la divisa de la ganadería participante, saliendo Prieto en hombros, llegando, de esta manera, el final de la novillada, donde la joven empresa Nueva Era Taurina mostró una excelente organización. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)