Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Como parte del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía, el Gobierno federal destruyó obras recientes y colocó materiales de menos calidad que ya presentan fracturas, en el mejoramiento de la imagen urbana del Municipio de Tultepec.
A través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), destinó 205.6 millones de pesos para diferentes obras de mejoramiento en la demarcación, pero tres de esos proyectos generaron la molestia y el reclamo del Ayuntamiento de Tultepec.
La Federación destruyó casi toda la Casa de la Cultura municipal, la cual fue construida y acondicionada en diferentes etapas, entre 2008 y 2019. También, derribó por completo una concha acústica y la plaza cívica ubicadas en el centro del Municipio, ambas fueron edificadas en 2005.
Además, levantó la Calle Morelos, la cual, de acuerdo con el Municipio, se encontraba en buenas condiciones. El nuevo concreto que colocaron ya presenta fracturas.
Ezequiel Vázquez, director de Desarrollo Urbano de Tultepec, explicó que ante el derribo de la Casa de Cultura, el proyecto no contempla un espacio para que los usuarios se resguarden de posibles emergencias como un sismo.
Ahora el Ayuntamiento contempla adquirir un terreno para cumplir con dicho requisito de Protección Civil.
“Cuando viene Sedatu dice ‘sabes qué, te voy a hacer un museo, pero prácticamente te voy a demoler todo, porque voy a hacer mi proyecto en general’.
“Cosa que no estamos en contra, el problema es que como siempre se actuó de buena fe dentro del Municipio, ellos nunca presentaron los proyectos ejecutivos, siempre nos trajeron con láminas y con ponencias”, declaró Vázquez a REFORMA.
Sin embargo, no sólo las obras presentan daños, también casas en Héroes Tecámac, Edomex.
Por el aeropuerto Felipe Ángeles, la autopista México-Pachuca es ampliada de dos a cuatro carriles.
Pero los trabajos, que se realizan con maquinaria pesada, han propiciado grietas, separaciones, desprendimiento de cimientos y orificios en las casas de decenas de vecinos de Tecámac, detallaron colonos y autoridades.
Antes de las obras, había una separación entre la pista y casas de cerca de 12 metros y, ahora, fue reducida a menos de 4 metros.
Protección Civil de Tecámac realizó una inspección ocular en el fraccionamiento Héroes de Tecámac, sección Flores. En 21 casas, identificó desprendimiento de cimientos, fisuras en bardas, techos, muros de habitaciones y un orificio en muros de carga de las escaleras de uno de los hogares.
Aunque los colonos estimaron que el número total de viviendas afectadas es de, al menos, 200.