Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un tribunal federal ordenó ayer reabrir el proceso por el delito de lavado de dinero contra Emilio Lozoya por el caso Agronitrogenados.
El Primer Tribunal Colegiado de Apelación en la Ciudad de México revocó el fallo del juez federal que suspendió en forma condicional este proceso en su contra, argumentando que Alonso Ancira ya estaba pagando la reparación del daño a Pemex y eso beneficiaba a Lozoya, dado que esos pagos satisfacían el interés del ofendido.
Por unanimidad y a propuesta de la magistrada Gabriela Guadalupe Rodríguez Escobar, el colegiado echó abajo la resolución dictada el pasado 31 de agosto por Gerardo Alarcón López, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal Norte.
Si bien hasta el momento no ha sido publicada la versión pública del resolutivo, informes del Poder Judicial de la Federación señalaron que el colegiado consideró que el resolutivo del juez Alarcón adolece de una falta de motivación y fundamentación.
Lo anterior no implica que el proceso vaya a reanudarse de inmediato, ya que el ex director de Pemex ahora tendrá un plazo de 15 días para presentar un amparo contra la decisión del tribunal, el cual en su momento suspenderá el procedimiento hasta que exista una resolución definitiva.
En agosto, cuando dictó la suspensión condicional del proceso, el juzgador sustentó el fallo en una tesis aislada del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa de Querétaro, que establece que la reparación del daño de un imputado beneficia a quienes no los acordaron.
Lo anterior, debido a que la extinción de la acción penal favorece a todos, al haberse satisfecho el interés particular de la víctima u ofendido en el proceso
Según datos judiciales, los dos principales argumentos que la FGR hizo valer fueron, por lado, que esa tesis no es una jurisprudencia de obligatoria aplicación y, por otro, que Lozoya nunca celebró ni estaba interesado a últimas fechas en acordar con Pemex la reparación del daño.
La Fiscalía, de hecho, alegó que el tribunal que emitió ese criterio aislado ni siquiera pertenece al circuito judicial en el que se encuentra la Ciudad de México, además de que no existe ninguna ley que obligue a cancelar la acción penal contra un imputado, cuando otro procesado repara el daño.
En el caso Agronitogenados, la FGR acusó a Lozoya de recibir en 2012 un soborno de 3.4 millones de dólares de Ancira para que al año siguiente facilitara como director de Pemex la compra a Altos Hornos de México (AHMSA) de la planta «chatarra» del complejo de Pajaritos, Veracruz, por 275 millones de dólares.
Durante años, Lozoya negoció un criterio de oportunidad y un acuerdo reparatorio con Pemex para salir de prisión. Esos 3.4 millones de dólares era la que debía garantizar en el caso Agronitrogenados.
Ancira, su coprocesado, salió del Reclusorio Norte el 19 de abril de 2021 luego de que el juez de la causa suspendiera en forma condicional este proceso, tras pactar un acuerdo reparatorio de 216 millones 664 mil 40 dólares a pagar en un plazo de 3 años.