Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La FGR sufrió un duro revés judicial luego de que un juez pulverizó una acusación de presunta extorsión y tráfico de influencias en que que estaban señalados cuatro abogados y el ex Consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer.
El juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna dijo que la Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz realizó acusaciones «ficticias», se condujo con mala fe, actuó con perversidad y lanzó amenazas veladas contra los involucrados.
«La FGR se ha conducido con mala fe y mala intención. Si en su actuar existe perversidad, se necesita a Dios como abogado», expuso el juez en la audiencia que duró más de 23 horas.
El fallo libró a los abogados Juan Antonio Araujo Riva Palacio, César Omar González Hernández, Isaac Pérez Rodríguez y al asesor financiero David Gómez Arnau de toda responsabilidad en los delitos de extorsión, tráfico de influencias, asociación delictuosa y lavado de dinero.
El juez Delgadillo dijo que ninguna de las 75 pruebas presentadas por la FGR eran fiables.
Los abogados habían sido acusados por Juan Collado, quien se encuentra preso desde julio de 2019 por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.
Collado busca concretar un acuerdo reparatorio con la FGR y denunció que fue presionado y «extorsionado» por los abogados para despojarlo de su financiera «Caja Libertad».
Tras la resolución, la FGR estalló contra el juez Delgadillo Padierna y anunció que presentará un recurso de apelación.
Además acusó que el juez «se dedicó prioritariamente» a defender a Julio Scherer y los abogados acusados. «Son actos abusivos y parciales contra la administración de justicia».
Dijo que presentará una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal y además abrirá carpeta de investigación penal sobre el caso.

¡Participa con tu opinión!