La delincuencia ha dejado descansar a los ganaderos, pues al menos en los últimos tres años ha bajado la incidencia de robo de animales de los establos, aunque todavía hay una zona del estado considerada como de alto riesgo y en ésta se encuentran los municipios de Asientos, Tepezalá y El Llano, aunque no es el mismo nivel de abigeato.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz, externó que en los establos se les ha dejado descansar de este delito, que si bien es ancestral e inacabable, no se tienen reportes de robos constantes y por grandes cantidades de animales de los establos, pues “hace tiempo se llegó a tener sustracción de hatos completos”.

Si bien se siguen teniendo reportes de uno o dos animales sustraídos de los establos, ya no es en las mismas cantidades que hace unos tres años ni con la frecuencia que se llegó a tener, “hubo una temporada preocupante, pues se tuvieron reportes seguidos y hubo una ocasión en que se llevaron más de 40 animales y otra más de 70 en una sola noche”.

Ahora, la zona que preocupa un poco más es en Asientos, Tepezalá y El Llano, que es donde están pegando más, “insisto, no en las mismas cantidades que hace tiempo, pero sigue preocupando”, y es que allí se sospecha que la delincuencia organizada tenga que ver, pues “es donde han pegado más, pero es porque se brincan fácilmente hacia Zacatecas”.

En estos casos se habla de uno o dos animales los que sustraen de los establos, que sigue siendo robo e igual duele al ganadero, sobre todo porque hay quienes tienen apenas dos o tres vacas, por lo que si les sustraen dos, prácticamente acaban con su patrimonio; eso sí está pasando”.

Ante esta situación, se han tenido pláticas con las autoridades a quienes se les ha solicitado que haya más vigilancia sobre todo en las colindancias con Zacatecas y Jalisco, y que se ponga especial atención ya no sólo en las carreteras principales, sino también en los caminos vecinales, porque “muchas veces estamos cuidando carreteras pero no los caminos vecinales que es donde nos pega”.