Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- Un juez declaró inconstitucional el aumento de entre 407 y 775 por ciento en las tarifas de transmisión que la CFE cobra a los productores privados, conocido como “electrolinazo”, autorizado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en junio pasado.

Juan Pablo Gómez Fierro, juez Especializado en Competencia Económica, concedió en las últimas semanas al menos nueve amparos por ser un incremento “desproporcional y arbitrario”, que afecta la generación de energías renovables.

Las nuevas tarifas “lesionan desproporcionadamente las prerrogativas y condiciones de los titulares de contratos de interconexión legados que operan con centrales eléctricas a partir de fuentes de energía renovable o cogeneración eficiente”, afirmó el juez.

Los amparos fueron concedidos a Sanborns, Coppel, La Moderna, Bimbo, Peñoles, Nissan, Peñafiel, Suburbia y hasta a BioPappel Scribe, propiedad del compadre de Andrés Manuel López Obrador.

También a las generadoras Enerkin, Eólica 3 Mesas, Eólica Huimilpan y Generadores Eólicos de México.