Durante una serie de cateos llevados a cabo por policías ministeriales del Grupo Antinarcóticos de la PDI, se logró la captura de dos hombres y una mujer que se dedicaban a la venta y distribución de drogas en el fraccionamiento Periodistas.
A todos ellos un Juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial los vinculó a proceso por el delito contra la salud, en la modalidad de narcomenudeo, en la hipótesis de posesión de narcóticos con fines de comercio, en la variante de venta.
Sin embargo, debido a que no cuentan con antecedentes penales, se les otorgó el beneficio de suspensión condicional del proceso, por lo que tendrán que cumplir ciertas condiciones impuestas como son el conseguir un trabajo fijo, acudir a la firma mensual y residir en un lugar determinado
Se trata de quienes fueron identificados como Ángel Iván, alias “El Chilango”; Brenda de Jesús y Miguel Ángel, alias “El Tun Tun”, a quienes el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Combate al Narcomenudeo aportó los datos de prueba suficientes para que los ahora imputados permanecieran en prisión preventiva. Sin embargo, a petición de la defensa que aportó la recolección de constancias de no antecedentes penales, fue que el Juez de Control les otorgó el beneficio de la suspensión condicional del proceso.
Fue a raíz de denuncias anónimas que agentes del Grupo Antinarcóticos de la PDI realizaron labores de vigilancia fijas y móviles en el fraccionamiento Periodistas, tras ubicarse dos viviendas donde se realizaba la venta y distribución de drogas.
De esta forma se llevó a cabo un cateo en uno de los domicilios donde fueron detenidos Ángel Iván, alias “El Chilango” y Brenda de Jesús; donde además se aseguraron dos envoltorios con metanfetamina.
De igual forma, se estableció que uno de sus trabajadores de nombre Miguel Ángel, alias “El Tun Tun”, también se dedicaba a la distribución de droga desde su casa, ubicada en otra calle de la misma colonia, la cual también fue cateada y se procedió al arresto del sospechoso, así como el aseguramiento de dos envoltorios con “cristal”, dinero en efectivo y una báscula gramera.