Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La infraestructura para los tramos eléctricos del Tren Maya costará más de 6 mil 200 millones de pesos y estaría lista hasta noviembre de 2023.
Fonatur Tren Maya adjudicó directamente el 11 de octubre un contrato de 6 mil 30 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con vigencia hasta el 1 de noviembre de 2023, consistente en «servicios para el gerenciamiento del proyecto de desarrollo de la infraestructura necesaria para la electrificación y conexión a la Red Nacional de Transmisión (RNT)».
La parte electrificada del tren, 690 de los mil 554 kilómetros que abarca toda la ruta, irá desde Mérida hasta Chetumal, es decir, iniciará en el Tramo 3 y terminará en el Tramo 6, con vías dobles para servicio de carga y pasajeros. En los demás tramos, los trenes quemarán diesel, al menos inicialmente.
Se trata del contrato más cuantioso que se ha adjudicado para una obra del Tren Maya, con excepción de los hasta ahora entregados para la construcción de los primeros cuatro tramos y una parte del Tramo 5, así como para la la fabricación de los trenes y material rodante.
Al tratarse de un contrato de gerenciamiento, es posible que la CFE podría a su vez subcontratar a empresas privadas para algunos trabajos, pagándoles con los recursos del Presupuesto de Egresos que recibirá de Fonatur.
En abril pasado, la CFE ya había obtenido un contrato de 178.8 millones de pesos para la ingeniería y otras actividades previas a la electrificación.
La conexión del tren a la RNT es de vital importancia, dada el escaso suministro eléctrico generado en plantas de la CFE y privadas ubicadas en la península de Yucatán, que solo alcanza para el 52 por ciento de la demanda de la región, mientras el resto llega por líneas de transmisión.
Este mes, la CFE no recibió ninguna oferta de empresas privadas en los concursos que convocó para construir dos centrales de ciclo combinado a gas natural en Valladolid y Mérida, con las que busca generar mil 547 megawatts. Ambos contratos podrían ser adjudicados directamente, pues la idea es que la centrales operen en 2023 y 2024, respectivamente,
Hasta ahora, Fonatur no ha adjudicado los contratos para construcción del subtramo de casi 50 kilómetros Cancún-Playa del Carmen del Tramo 5, que irá por un viaducto elevado, ni del tramo 6, de Tulum a Bacalar-Chetumal.
Ambos tramos, así como el Tramo 7 de Bacalar a Escárcega, Campeche, serán construidos por Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que actualmente está cobrando 450 millones de pesos a Fonatur por diseñar el proyecto ejecutivo de la obra entre Cancún y Playa del Carmen.
Los montos de los contratos públicamente conocidos hasta ahora asignados para el Tren Maya rebasan los 145 mil millones de pesos, por lo que es un hecho que la obra excederá los 161 mil 356 millones de pesos del presupuesto original, ya que también están pendientes los costos de las 21 estaciones y 14 paradores, entre otros.