Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mediante reformas a leyes secundarias, el Presidente Andrés Manuel López Obrador propuso que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asuma por completo el control operativo, financiero y administrativo de la Guardia Nacional.
La propuesta fue presentada antes del inicio del periodo ordinario de sesiones, por lo que su análisis no será de carácter preferente; sin embargo, Morena prevé plantear su aprobación mañana, con la dispensa de trámites.
«A la Secretaría de la Defensa Nacional corresponde: manejar el activo del Ejército y la Fuerza Aérea, y ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, conforme a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública que defina la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana», cita la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.
La Constitución establece en su artículo 21 que las instituciones de Seguridad Pública, incluyendo la Guardia Nacional, serán de carácter civil, y que dicha corporación estará adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública. Sin embargo, la propuesta dice lo contrario.
La negativa de la Oposición a aprobar una reforma a la Constitución sobre el tema, obligó al Ejecutivo a plantear una estrategia con reforma a leyes secundarias.
En otro ajuste, que forma parte de la propuesta planteada por el Ejecutivo, se propone una reforma a la Ley de la Guardia Nacional para facultar al Secretario de la Defensa a ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional.
El titular de la Guardia Nacional será una propuesta del titular de la Sedena, y lo nombrará el Presidente. Uno de los requisitos para ser comandante de la Guardia Nacional es tener el grado jerárquico de Comisario General, que será homologado al de General de División y Almirante.
En artículos transitorios se evade la disposición constitucional de que los militares regresarían a los cuarteles en 2024.
En la exposición de motivos, el Presidente descartó que las medidas signifiquen la militarización del País.
«El propósito de esta iniciativa no es militarizar al País o implantar el autoritarismo, sino cuidar con la tutoría de la Sedena el crecimiento sano de la que debe ser la principal institución de seguridad pública de México».