Froylán Escobar
Agencia Reforma

CDMX.- Durante un mes, el actor Mauricio Herrera utilizará oxígeno para ayudar a su recuperación luego de haber salido del hospital, consecuencia del COVID-19.
Así lo informó su esposa Luhana Gardi, quien también comentó que esta enfermedad provocó que el cómico bajara de peso.
“Ayer salió (del hospital). Sí está muy traqueteado, bajó cinco kilos de peso, sí le alcanzó a afectar fuerte, pero lo tenemos aquí. Me decían los doctores que es un milagro.
“De estado de ánimo está maravilloso, dice que no le va a pasar nada, que estemos tranquilos. Es una persona con una vitalidad maravillosa”, afirmó Luhana en entrevista.
A inicios de julio, el actor de 86 años comenzó con fiebre y problemas gastrointestinales, malestares que los alertaron para realizarse, en primera instancia, la prueba de coronavirus.
“A mí por alguna cuestión de la vida, divinidad o no sé, de pronto se me ocurrió decirle que nos hiciéramos la prueba del COVID-19, de hecho fue renuente, me dijo: ‘ni de broma, ¿por qué?, estamos encerrados desde el 15 de marzo’.
“Pero no sé por qué, de esas intuiciones raras le dije: ‘vamos’, no la hicimos, al día siguiente salió positiva la prueba e inmediatamente me lo llevé al hospital, no esperé a que se sintiera más mal, de hecho él no quería”, expresó Luhana, de 51 años.
Tras su resultado, le tomaron una placa de los pulmones al comediante.
“Él sí tuvo neumonía, pero lo tratamos tan rápido que no hubo necesidad de intubación. Los doctores nos dijeron que la neumonía evoluciona en cuestión de horas y más en una persona mayor, o sea no es juego.
“Lo que le salvó la vida fue el tiempo, que se atendió en el momento correcto”, comentó.
Haber vivido esta enfermedad en carne propia hizo que la familia del actor reflexionara sobre la importancia de las cosas y resignificar su vida.
“Debemos de hacerle caso a las pequeñas cosas porque ahorita todo lo que puedas sentir, una gripa, una tos, lo que sea puede ser COVID-19, entonces uno está pensando que es inmortal y que es impenetrable.
“Tiene mucho que ver la soberbia del ser humano, de decir que somos algo más que un organismo, pero también nos infectamos”, aseguró Luhana.
Aún se desconocen las causas por las que adquirieron la enfermedad.