Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Arlette Silva pasó de correr a un lado de la camioneta del Presidente Andrés Manuel López Obrador a autorizar más de 550 millones de pesos en contratos para tres refinerías, como gerente de Contrataciones y Proyectos de Pemex.

Silva ingresó a Pemex apenas el 2 de febrero en la categoría de subgerente y un mes después, el 8 de marzo, la ascendieron a gerente de Contrataciones y Proyectos, por instrucción del director de la petrolera, Octavio Romero, de acuerdo con el oficio firmado el 19 de febrero.

Según su experiencia, antes de ser asistente en la logística de López Obrador, fue asesora de personal de Pemex en la revisión de contratos y servicios de construcción de ductos, a través de la empresa Bufete de Mantenimiento Predictivo Industrial, refiere el currículum que entregó a Pemex y del cual REFORMA tiene copia.

Además, tiene una Licenciatura en Ingeniero Electrónico del Instituto Tecnológico De Veracruz.

Aunque su oficina está en Coatzacoalcos, la actual gerente de Contrataciones tiene una “comisión” en el piso 18 de la Torre Pemex en la Ciudad de México para “coordinar los trabajos relacionados con la elaboración, implementación y evaluación de las estrategias de contratación en el Sistema Nacional de Refinación”, según la empresa.

En cuatro meses, Silva ha autorizado 31 contratos por un monto de 551.3 millones de pesos para las Refinerías de Minatitlan, en Veracruz; Salina Cruz. en Oaxaca, y Cadereyta, en Nuevo León, detalló Pemex en una respuesta de información fechada el 25 de mayo.