Aline Corpus
Agencia Reforma

TIJUANA, BC.-Por entregar alimentos caducos en los penales de Baja California, el Gobierno estatal, encabezado ahora por la morenista Marina del Pilar Ávila, ordenó suspender los servicios de la empresa Cosmopolitana, del polémico Corporativo Kosmos.
La compañía recibió con el anterior gobierno estatal, encabezado por el también morenista Jaime Bonilla, un contrato plurianual por alrededor de 1 mil 800 millones de pesos para proporcionar comida a más de 12 mil internos de los penales de Baja California.
Para cumplir con la alimentación de los reos, el 6 de marzo del 2021, el Congreso local aprobó al ex Gobernador un presupuesto anual de 300 millones 24 mil pesos durante seis años, es decir, alrededor de 1 mil 800 millones de pesos, más IVA.
La empresa Cosmopolitana fue contratada por Bonilla tras publicar la licitación pública nacional OM-CESISPE-080-2021, que en su página 1 indica que el servicio sería para el «suministro de insumos, víveres y productos para el procesamiento de alimentos para proporcionarse a los Ceresos».
Según la página 2 de ese documento, la población en Ceresos ascendía, en abril del 2021, a 12 mil 842 internos.
María Elena Andrade Ramírez, comisionada del Sistema Estatal Penitenciario, informó que detectaron que el servicio era pésimo y se ordenó suspender a la empresa. Incluso, revisan algunos casos de desnutrición entre las personas privadas de su libertad.
«Por Coepris (Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) salió del tema de los Ceresos Cosmopolitana. Ya no está con nosotros (desde el sábado pasado), por las urgencias que advertimos, Coepris advirtió que no era la alimentación adecuada, ni la higiene, ni protocolos, ni calidad, ni cantidad», refirió.
«No es un tema fácil, se está también revisando aquellos problemas de desnutrición, desde hace unos días ya se está trabajando en su nueva alimentación», aseguró.
Andrade Ramírez hizo referencia a recientes recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos con referencia a las condiciones en las que operaban distintos Ceresos antes de la entrada de la nueva administración.
«Se sigue trabajando en el diagnóstico que va a ser presentado a la Gobernadora (Marina del Pilar Ávila), actuamos con rapidez, encontramos alimentos de baja calidad, recomendaciones de derechos humanos, suciedad, comida putrefacta, protocolos incorrectos para el manejo de la comida, y por eso actuamos de manera urgente, porque el derecho a la alimentación es un derecho humano universal», destacó.
La funcionaria dijo que hay auditorías en curso y se dio aviso al Órgano de Control del Gobierno del Estado, pero también a la Fiscalía General.
Por ahora, una empresa llamada Frutetto será la encargada de los alimentos de los internos.

¡Participa con tu opinión!