La economía local no debe parar aun y con la pandemia, y los eventos turísticos programados en Aguascalientes para estos próximos meses deben realizarse para evitar pérdidas económicas, por lo que aún se está a tiempo de planear las debidas medidas sanitarias, así lo consideró el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza.

El especialista afirmó que era predecible que Aguascalientes llegaría a estar nuevamente en semáforo naranja por la inercia global y nacional de contagios, sin embargo, dijo que en esta ocasión no se espera un impacto económico tan alto para la entidad como la que sí se tuvo el año pasado. “De alguna manera es más el impacto social que podamos tener, a menos que se puedan evitar los cierres sobre todo, lo que tenemos que evitar es llegar a las restricciones que tengan que cerrar los comercios, como se hizo en 2020”.

En tal sentido, dijo que los eventos que ya están programados, sobre todo en el tema turístico de La Ruta del Vino y el Congreso Charro, sí deben llevarse a cabo ya que de lo contrario las empresas que ya invirtieron se verían afectadas, por lo que están en tiempo de tomar medidas de control más estrictas para evitar mayores contagios por beneficio de todos.

Respecto al regreso a clases, Gordillo Mendoza enfatizó que es importante un retorno a las aulas aplicando las medidas universales de cuidado, además de recordar el fuerte golpe que tuvieron desde el año pasado con la pandemia todos los comercios afines a las escuelas, tales como las papelerías, que tan sólo en Aguascalientes representan al 5% de los negocios. “Hablamos que son más de 3 mil las que tuvieron un gran impacto durante la pandemia, así como todo lo que es la industria editorial y los transportes, entonces en mi opinión se debe continuar con la vida económica de estos giros”.

Recordó que el presidente de la República a través de la SEP es quien ha insistido en este retorno a las aulas, sin embargo, criticó la falta de planeación y de apoyo para ello, por lo que no descartó que es muy probable que se tenga que regresar a la modalidad híbrida o virtual de los alumnos. “No hemos visto los recursos necesarios por parte del Gobierno Federal para los niños que no tienen internet. Ha sido mucho la lucha entre los padres de familia, los maestros y la autoridad de entrar o no a las escuelas, pero hace falta esa estrategia donde se note el apoyo de la Federación de que se están planeando mejor las cosas”.