Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras los Gobiernos estatales toman medidas para aminorar el impacto de la crisis en sus ciudadanos, el Gobierno federal se resiste a prorrogar el pago de impuestos.
Los Gobiernos de Durango y Edomex, por ejemplo, anunciaron la bonificación del 75 y del 50% del Impuesto Sobre Nómina a pequeñas empresas de sus demarcaciones.
En Nuevo León se valora la disminución o eliminación del Impuesto Sobre Nómina, según sea el nivel de afectación para las empresas.
Mientras tanto, las autoridades estatales de Baja California Sur y de Sinaloa prorrogaron el pago de impuestos locales.
Además, las autoridades ambientales del Edomex y de la CDMX aplazaron la verificación vehicular, y el de Sonora el pago de revista vehicular.
Apenas ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que habrá un millón de créditos de 25 mil pesos a negocios informales, pero se negó a autorizar una prórroga en el pago de impuestos.
“No, eso no (la prórroga en el pago de impuestos)”, dijo el Mandatario, “ya el modelo neoliberal no se aplica. Esas recetas ya no. Reducción al pago de impuestos no, al contrario, lo que estamos buscando es que paguen impuestos los que no pagaban y siguen todavía sin pagar, y creen que la van a librar porque tienen y no pagan, porque quedaron mal acostumbrados”, respondió.
– Los empresarios piden algunos incentivos, se le insistió.
“Si ellos no pagan impuestos y no contribuyen, no hay recaudación y no podríamos darle a los adultos mayores y a la gente humilde”, planteó.
Con información de Claudia Guerrero