Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Hacienda planea asignar a las entidades federativas y los municipios 31 mil 637 millones de pesos más para el próximo año respecto de lo que ejercieron en el presupuesto de este año.
El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, indicó que con las nuevas estimaciones, el Ramo 28 «Participaciones a entidades federativas y municipios» recibirá en 2020 un presupuesto de 951 mil 454.8 millones de pesos.
Se trata de un aumento real del 0.2 por ciento en comparación con el gasto asignado este 2019 a dicho ramo.
Por su parte, el Ramo 33 «Aportaciones a entidades federativas» ascendería a un total de 759,750 millones de pesos.
Ramírez Cuéllar explicó que los recursos del Ramo 28 pueden ser utilizados libremente por los estados y municipios, mientras que las transferencias realizadas a través del Ramo 33 deben cumplir con objetivos definidos por el Gobierno federal en materia de educación, salud, seguridad pública e infraestructura educativa y social.
«Podría decirse que, de todos los servidores públicos, los presidentes municipales son los que tienen mayor sensibilidad a las necesidades de la gente. A ellos corresponde resolver, en primera instancia, los problemas de agua, alcantarillado, alumbrado público, seguridad, limpia pública, entre otros.
«En el nivel local es donde se reciben directamente los reclamos de la población. Los municipios del país tienen realidades y contextos totalmente diferentes, por lo que, en muchas ocasiones, resulta difícil diseñar, desde la Federación, políticas públicas adecuadas para todos», indicó en un comunicado.
De acuerdo con un reporte de la Comisión de Presupuesto, Guanajuato fue la entidad que recibió el mayor aumento de recursos del Ramo 28, pues se le asignaron 2 mil 16 millones de pesos más respecto de 2019.
El legislador se pronunció por revisar el esquema de coordinación fiscal, a fin de elevar la recaudación de los estados y disminuir su dependencia de las transferencias federales.
«Es momento de poner las cartas sobre la mesa y convocar a una Convención Nacional Hacendaria para 2020, en la que se busque una distribución equitativa de los recursos públicos sin los incentivos perversos que actualmente tienen las fórmulas de participación y que, al mismo tiempo, impulse una verdadera responsabilidad tributaria por parte de los gobiernos locales», expuso.
La desaparición del Ramo 23, en la propuesta de Presupuesto 2020, llevó en días pasados a la rebelión de un grupo de alcaldes de oposición, quienes exigían un fondo de compensación para financiar obras y servicios en sus localidades.

¡Participa con tu opinión!