Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador facultó a las Secretarías de Defensa y de Marina para constituir fideicomisos públicos «sin estructura», que sirvan para administrar los recursos que reciban como contraprestación por servicios u obras efectuados para el despacho aduanero.
Dicha facultad quedó establecida en los artículos transitorios de un decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones del Reglamento Interior de Hacienda y del Reglamento Interior del SAT, además de que se expide el Reglamento Interior de la Agencia Nacional de Aduanas de México.
«Para agilizar la organización y colaboración entre las referidas autoridades federales, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina podrán constituir fideicomisos públicos sin estructura, que servirán como vehículos financieros para recibir y administrar los recursos que deriven de cualquier otro vehículo que reciba la contraprestación prevista en el artículo 16 de la Ley Aduanera», señala.
«Con objeto de que, con cargo a los patrimonios de los fideicomisos que lleguen a constituirse, se realicen los pagos correspondientes a los servicios u obra pública contratados para los puntos de entrada y salida del país que coordinan, en cumplimiento estricto a lo previsto en el artículo 16 de la Ley Aduanera».
El decreto presidencial, que entra en vigor el 1 de enero y que fue publicado el martes en edición vespertina del Diario Oficial de la Federación, también ratifica el control de las aduanas por parte de las Fuerzas Armadas.
Establece que, para una mejor organización y colaboración de las autoridades federales que ejercen sus atribuciones en los puntos de entrada y salida del país, las aduanas fronterizas serán «coordinadas» por la Secretaría de la Defensa Nacional.
Las aduanas marítimas serán coordinadas por la Marina y las aduanas «interiores» serán coordinadas por la Agencia Nacional de Aduanas de México, que es un órgano administrativo desconcentrado de Hacienda que tendrá el carácter de autoridad fiscal y aduanera.
«Para efecto de los contratos de fideicomisos públicos en los que la Administración General de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria funja como unidad responsable, la Agencia deberá llevar a cabo todas las gestiones necesarias con la finalidad de que se modifiquen dentro de los 90 días naturales siguientes a la entrada en vigor del presente Reglamento», agrega el nuevo Reglamento Interior de la Agencia.
Esta Agencia contará con una Dirección de Fideicomisos que estará adscrita a la Unidad de Administración y Finanzas, y entre otras atribuciones deberá revisar los contratos y convenios que se celebren en el marco de los fideicomisos públicos en los que participe.

¡Participa con tu opinión!