Abel Barajas
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Juez de Control Artemio Zúñiga Mendoza concedió al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, otros 30 días de prórroga para cerrar la investigación complementaria de su proceso por el caso Odebrecht.

Al mismo tiempo el juzgador revisa, a petición de la Fiscalía General de la República(FGR), la medida cautelar del imputado. La audiencia inició a las 10:12 de este miércoles.

«El Juez autoriza un mes, feneciendo el 3 de diciembre. Sustenta lo anterior en los derechos a la defensa y debido proceso. Asimismo, insta a la Fiscalía a que agote los medios para obtener ese dato de investigación (Convenio No. 5)», informó el Poder Judicial en una tarjeta informativa.

Ahora analizan la revisión de la medida cautelar. La Fiscalía General de la República ha manifestado su oposición en la audiencia y solicita que se declare cerrada la etapa de investigación complementaria, puesto que los documentos que alude la defensa para solicitar el plazo adicional, ya se encuentran en la carpeta de investigación.

Pemex y UIF se unen a la pretensión de la Fiscalía en la audiencia.

Desde el 17 de julio de 2020, cuando pisó territorio nacional, el ex funcionario nunca se había presentado físicamente a una sala de audiencias judiciales y tampoco ha sido visto por los medios de comunicación en un trámite legal, en parte por las disposiciones institucionales ante la pandemia del Covid-19.

Durante todo este tiempo le han dado la facilidad de cubrir por vía electrónica la obligación de acreditar su presencia ante dicha autoridad cada 15 días.

Lozoya es acusado por delitos de lavado, asociación delictuosa y cohecho.

El ex director de Pemex solicitó la prórroga de dos meses, argumentando que Brasil no ha respondido una solicitud de asistencia jurídica para que aclare Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht en México, sigue siendo testigo protegido o le revocaron en forma definitiva su acuerdo de colaboración con la Procuraduría de su país.

De Meneses es uno de los declarantes que señaló a Lozoya de recibir sobornos de 10.5 millones de dólares de Odebrecht, a cambio de que Pemex les asignara los contratos de la Refinería de Tula, Hidalgo.