Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Jul.- En los últimos 2 años, la PGR recibió 426.6 millones de pesos para capacitar a funcionarios y adecuar instalaciones al nuevo sistema de juicios orales, pero falló en su primera audiencia del caso Javier Duarte.
Los fondos fueron destinados a la Unidad Especializada en la Implementación del Sistema Penal Acusatorio, encargada de capacitar al personal.
También debe coordinar una reorganización institucional y desarrollar infraestructura para que la reforma se implemente gradualmente al interior de la Procuraduría.
Pese a ello, la Procuraduría reconoció el 15 de febrero que sus funcionarios aún no estaban preparados en el nuevo sistema penal, según un escrito dirigido al Senado.
«La arquitectura institucional de la PGR no es la idónea para soportar cabalmente los procesos que exige el Sistema de Justicia Penal Adversarial.
«Tampoco para evitar que las prácticas deficientes que se desarrollaban en el sistema inquisitivo mixto se hereden», admitió el Procurador Raúl Cervantes en su reporte.
El informe describía que los operadores de las nuevas leyes penales nacionales, como Agentes del Ministerio Público, Policías Ministeriales de Investigación y peritos no habían adquirido las capacidades elementales para los juicios orales.
El lunes, el ex Gobernador Duarte exhibió a los fiscales de la PGR durante la audiencia de imputación y, con sólo 12 preguntas, puso en duda el 90 por ciento del desvío que se le imputa por 439.6 millones de pesos.