Viridiana Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Juan Mario Velarde Gámez fue condenado por un juez a 208 años de prisión por el delito de homicidio doloso en contra de 26 personas, luego del colapso del colegio Enrique Rébsamen en el sismo del 19 de septiembre de 2017.
En 2014, como Director Responsable de Obra (DRO), Velarde emitió su responsiva para obtener una constancia de seguridad estructural que permitió al colegio operar irregularmente.
“La FGJCDMX acreditó que el sentenciado garantizó la seguridad estructural del colegio, sin haber realizado las pruebas de carga que le obligaba la normatividad y pese a las irregularidades administrativas y de construcción con que contaba el inmueble”, informó la Fiscalía capitalina.
En la audiencia de individualización de sanciones, el juzgador dictó también que deberá pagar 377 mil 450 pesos por reparación del daño por cada víctima.
Así como 33 mil 075 pesos a una víctima indirecta por gastos funerarios y, en la etapa de ejecución de sanciones, se fijará el mismo concepto para las demás víctimas indirectas.
El despacho Asesoría Jurídica Victimal indicó que apelarán, pues solicitaban 270 años de prisión.
“Los padres de familia no están conformes con la pena, pues señalan que no es proporcional ni adecuada al dolor que han atravesado por la muerte de sus hijos”, indicó en un comunicado el despacho.
Mario Alberto García, abogado de Ángeles Contra la Impunidad, dijo que sus representados están inconformes con la reparación del daño por lo que apelarán.