Grupo Reforma
Agencia Reforma

Querétaro, México.-Benjamín «N», de 60 años de edad, recibió una condena de 10 años y seis meses de prisión, sin derecho a fianza, por matar a Athos y Tango, perros rescatistas de la Cruz Roja Mexicana que participaron en labores de búsqueda tras sismo del 19 de septiembre de 2017.

En Querétaro, a Benjamín también le impusieron una multa superior a los 2.5 millones de pesos por reparación del daño tras matarlos a los animales con salchichas envenenadas, el 13 de junio de 2021.

La abogada Mónica Huerta Muñoz afirmó que la juez confirmó que el vecino de la familia Martínez, encargada del cuidado y adiestramiento de los canes, actuó con dolo al colocar la comida con veneno en el área de juegos y paseo de los canes, en Querétaro capital, lo cual quedó registrado en un video que fue pieza clave del juicio.

«A decir de la juez es una pérdida irreparable, incluso para la sociedad internacional, debido a las labores que realizaban Athos y Tango como parte de la Cruz Roja. El señor puso salchichitas en unas jardineras. Ellos viven en una privada, hay un área común, un estacionamiento. Los perritos salían todos los días a la misma hora a hacer sus ejercicios incluso de relajación porque entrenan 25/7.», detalló la abogada.

«En ese horario el señor salió y dejó las salchichas tiradas y preparadas, incluso de tal manera que no les diera oportunidad de paladar para asegurarse. Usó una combinación de venenos para asegurar que murieran más rápido».

Tras la audiencia de individualización que se llevó a cabo en los Juzgados de Oralidad Penal del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro, Huerta precisó que se emplearon alcaloides y organofosforados utilizados en raticidas.

La matanza de los perritos héroes Ese 13 de junio de 2021, los canes a cargo del entrenador Édgar Muñoz fueron envenenados, por lo que se decidió interponer la denuncia tres días después ante la Fiscalía estatal.

Un mes después, se dio a conocer la detención del entonces presunto culpable, Benjamín «N» y su vinculación a proceso, la cual llevó en libertad al considerarse que el delito imputado no era grave.

Del 16 al 22 de agosto de este año se llevó a cabo el juicio donde se presentaron pruebas y testigos para finalmente concluir en la pena de presión por crueldad animal, al provocar de manera intencional la muerte de Athos y Tango, e infringir lesiones a Balam.

Edgar Martínez sostuvo que el fallo sienta un precedente en el estado y reconoció que en diversas ocasiones intentó desistir por el impacto emocional que le causó el hecho.

Buscan justicia por otros maltratos de animales Tanto Edgar Martínez, como la abogada, adelantaron que en breve se continuará con la judicialización de cuatro casos más, entre ellos, el de una perrita que fue atacada con un machete.

Apelará defensa de Benjamín en Querétaro Por su parte la parte defensora de Benjamín «N», apelará la resolución e insistirá en recurrir a un acuerdo reparatorio. Entre los motivos que argumentó el agresor fueron los ladridos recurrentes de los canes y la supuesta omisión del entrenador para controlarlos.

Ellos eran los perritos héroes1.Athos, de raza Border Collie, se especializó en rescate en estructuras colapsadas, participó en las labores de búsqueda de sobrevivientes por el sismo del 19 de septiembre de 2017, donde logró identificar con vida a más de siete personas.

2.Tango, un Yorkshire, hacía una labor de contención emocional en niños con Síndrome de Down, pacientes con ansiedad o estrés post traumático.