En compañía de sacerdotes de las Diócesis de Aguascalientes y Morelia, el Obispo Juan Espinoza Jiménez celebró ayer la misa exequial de su mamá, señora María Antonia Jiménez Moreno, en la parroquia del Señor de la Piedad, en la ciudad de la Piedad, Michoacán.
En la homilía, el Prelado compartió su dolor por la despedida que le representa separarse físicamente de su mamá, pero también una alegría pues ella avanza a la vida eterna. “En estos momentos, las familias deben permanecer unidas, comprometerse a ello, para superar estas experiencias y mantenerse viviendo en el amor, en el respeto y la verdad”, expresó.
Asimismo agradeció a Dios por haber permitido esos 80 años de vida de su mama “Toñita”, quien superó y ofrendó su dolor y alegría, sufrimientos y gozos, pobreza y abundancia, soledad y compañía, luchas y aciertos, fracasos y triunfos.

Licenciada en Medios Masivos de Comunicación de la UAA. Reportera de la fuente local desde hace casi 30 años. He cubierto diferentes fuentes informativas, aprendiendo de ellas y compartiéndolas con la sociedad.