Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Por mayoría de votos, la sala especializada del Tribunal electoral consideró inexistentes las presuntas violaciones a la ley por parte del Presidente en la mañanera del 23 de diciembre, en donde hizo expresiones que el PRD consideró descalificaciones a la coalición opositora en la que participa.
Ese día, a pregunta expresa de un periodista del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano sobre la coalición del PAN, PRD y PRI, el Mandatario contestó que será una elección relevante en donde se decidirán si los ciudadanos querían más de lo mismo o retrocesos.
Ayer, en la sesión pública realizada a distancia, el Magistrado ponente Luis Espíndola y el Magistrado presidente de la sala, Rubén Lara, avalaron la sentencia que señala la inexistencia de infracciones por considerar que hubo expresiones generales y no hubo llamado expreso al voto.
Además, refirió Lara, formalmente en esa fecha todavía no estaba registrada la coalición.
La resolución reitera que las conferencias matutinas implican un formato de transparencia y rendición de cuentas, así como el ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de los periodistas para interrogar lo que consideren de interés público.
Los Magistrados dejaron en claro que en el caso de las mañaneras es importante analizar caso por caso, pues más allá del formato es importante el contexto y el momento en el que se realizan.
Espíndola insistió en que la resolución sobre ese caso en concreto no implica establecer “un criterio general o generalizable” sobre las conferencias del Presidente.
Tampoco, dijo, autoriza a servidores públicos a entrometerse en los procesos electorales.
“(La sentencia) únicamente juzga lo que se está denunciando”, aclaró el Magistrado.