Enrique Cavazos
Agencia Reforma

MONTERREY, N. L.- ¡Como en los viejos tiempos, Pato!
Tal y como el público mexicano vibraba hace dos décadas con pilotos como Adrián Fernández, Mario Domínguez o Michel Jourdain Jr. en Estados Unidos, así emocionó ayer el regio Patricio O’Ward, finalizando segundo en la Carrera 2 del REV Group Grand Prix, en Road America, primer podio azteca en la IndyCar en 12 años.
De hecho, el desenlace de la prueba parecía pintarse con un triunfo de Pato, sin embargo, tráfico ocasionado por el colero de la competencia y un fuerte ataque de Felix Rosenqvist terminaron por darle el triunfo al sueco.
El control de O’Ward fue abrumador, no sólo durante la carrera, sino desde horas antes, pues en la calificación logró adjudicarse su primera pole position en el serial con tiempo de 1’44”8971.
Fue en el 2008 la última vez que México había tenido presencia en un Top 3 de este campeonato, cuando Domínguez lo consiguió en el Gran Premio de Long Beach.
Tras haber liderado 53 vueltas, Pato se topó con Conor Daly, quien marchaba en último lugar, pero en lugar de aflojar velocidad y dejar pasar a los primeros lugares, el piloto de Ed Carpenter Racing aceleró y no permitió el paso, algo que, combinado con el desgaste de los neumáticos de O’Ward, abrió la puerta para que Rosenqvist acortara la distancia.
Y el europeo no desaprovechó.
Faltando poco más de una vuelta, el auto 10 de Chip Ganassi Racing se le acercó al mexicano, estuvieron llanta con llanta unos segundos y, tras tocarse ambos coches, fue el de Felix quien terminó siendo el más rápido.
El manejo de la carrera del piloto de Arrow McLaren SP fue ideal tanto en la pista como en los pits. Tras su última visita, Pato regresó a la competencia y retomó la posición de honor a falta de 13 vueltas para el final, sin embargo, llegó la atinada maniobra de Rosenqvist, quien se anotó su primera victoria en la IndyCar.
El podio lo completó Alexander Rossi.
Como un grito de poder entre los grandes así dijo presente Patricio O’Ward para buscar la gloria estadounidense, quizás más pronto de lo que se esperaba.