Víctor Fuentes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Un juez federal dio a Iberdrola hasta el cinco de agosto para garantizar la multa de 9 mil 145 millones de pesos que la impuso la Comisión Reguladora de Energía (CRE), porque el Servicio de Administración Tributaria (SAT) está de vacaciones y la empresa no tuvo manera de entregar las cartas de crédito respectivas.

El juez Ramón Lozano Bernal rechazó hoy peticiones del SAT y de la CRE para revocar la suspensión definitiva que concedió a Iberdrola, y se permita al gobierno ejecutar la multa sobre bienes de la empresa.

Las autoridades alegaron que Iberdrola debió presentar físicamente y en persona las cartas de crédito, pero lo hizo por internet.

Pero Lozano destacó que Iberdrola sí se presentó el 22 de julio en las instalaciones de la Administración Desconcentrada de Recaudación del SAT, donde la oficialía de partes estaba cerrada, por vacaciones del 18 al 29 de julio. Iberdrola llevó a un notario público para dar fe de este hecho.

El mismo día, la empresa intentó hacer llegar los documentos por medio de su buzón tributario, donde un enlace automático le respondió que su trámite será atendido hasta el 4 de agosto.

«Se acredita la buena fe con que se condujo la quejosa, en tanto que hizo todo lo que estuvo a su alcance para garantizar el interés fiscal, como requisito de eficacia para que la suspensión definitiva decretada continuara surtiendo sus efectos», afirmó el juez.

«La imposibilidad que encontró para entregar los documentos garantes de la suspensión definitiva, no puede trascender en su esfera jurídica, ya que se encuentra fuera de su carga procesal y no le son imputables los hechos que le impiden cumplir con la obligación determinada», agregó.

Así, el nuevo plazo para presentar la garantía al SAT correrá del primero al cinco de agosto. Esta garantía impedirá que el gobierno ejecute la multa que impuso al CRE, durante todo el tiempo que tome tramitar el juicio de amparo para resolver sobre su legalidad.

Uno de los oficios del SAT pidiendo revocar la suspensión fue firmado por su titular, Raquel Buenrostro.

La garantía se tiene que presentar al órgano tributario, porque las multas que impone la CRE son créditos fiscales. La Ley de Amparo prevé que, en juicios contra deudas con el fisco, procede conceder la suspensión, siempre y cuando el contribuyente garantice el monto respectivo.

El pasado 19 de julio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador atacó al juez Lozano e insinuó que Iberdrola presentó documentos falsos.

«A este juez nosotros lo estamos investigando sobre el caso de Iberdrola, estamos revisando cómo fue que concede un amparo para que Iberdrola no pague una multa de 10 mil millones de pesos. Porque no fue un proceso, consideremos, cuidado; y presumimos, no quiero adelantar, de que hubo falsificación de documentos», aseveró.

Se desconoce qué banco o bancos expidieron las cartas de crédito a Iberdrola, gigante trasnacional español que genera ventas anuales por más de 35 mil millones de euros, y que ha sido objeto de asedio constante del gobierno en este sexenio.