Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.- La vacuna contra el Covid-19 que desarrollan la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford genera una fuerte respuesta inmune entre adultos mayores, el grupo más vulnerable a la enfermedad.
La inmunización, que está en la última fase de pruebas, genera en ancianos anticuerpos y células T, cuyo principal propósito es identificar y matar patógenos invasores o células infectadas, según dos personas familiarizadas con el tema que citó Financial Times.
Un portavoz de AstraZeneca detalló que los participantes del ensayo de 56 años o más mostraron menores niveles bajos de reacciones adversas que los más jóvenes.
“Los resultados reúnen un conjunto de pruebas que demuestran la seguridad e inmunogenicidad”, manifestó el vocero.
Esta información se hace eco de los datos publicados en julio, que mostraron que la vacuna generó fuertes respuestas inmunes en adultos sanos de entre 18 y 55 años, dijo AstraZeneca.
La farmacéutica tiene un contrato con la Unión Europea para 300 millones de dosis, así como con los Gobiernos de Argentina y México para la fabricación de la inmunización destinada a sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto Brasil.