Respetuoso de la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de declarar infundada la controversia constitucional presentada por el INE por requerir un mayor presupuesto para organizar y llevar a cabo la consulta presidencial del 1º de agosto para sancionar a ex-presidentes de México, este trabajo se hará con los recursos que la institución tiene, sin adicionales.
Ignacio Ruelas Olvera, vocal ejecutivo del INE en la entidad, refirió que la notificación se dio el viernes de la semana que terminó, en el que la SCJN sentenció que la solicitud de más presupuesto es infundada, por lo que, en atención a ello, “el Instituto hará la Consulta Popular con los recursos con que cuenta para el ejercicio fiscal 2021, originalmente destinados a otras áreas”.
Refirió que, de acuerdo a la consideración de la SCJN, el INE tiene excedentes presupuestales para el 2021, lo cual es falso. Igualmente, se refirió a la crítica implícita en la resolución de la Corte, pues estableció que el INE debió solicitar recursos adicionales en su propuesta de presupuesto para 2021 y que fueran exclusivos para la consulta, no obstante, aclaró que la solicitud de presupuesto se presentó en agosto de 2020 y resulta que la Consulta Popular fue solicitada por el presidente de México en septiembre 15 y se publicó en el Periódico Oficial hasta el 28 de octubre, por lo que cronológicamente era imposible tomar la previsión.

SIN RESPUESTA. Ruelas Olvera comentó que el INE promovió una controversia constitucional en contra del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, precisamente por no haber aprobado los recursos que se necesitarían para la realización del ejercicio de participación ciudadana que propuso el Mandatario Nacional. Sin embargo, es tema que, a la fecha, no ha sido resuelto.