Ante la advertencia de que el 2021 será un año complicado en lo económico, tras lo que ha generado la pandemia por COVID-19, será indispensable que los contribuyentes traten de ir al corriente en su cumplimiento ante el fisco ya que el país necesitará recursos, pero también se debe tomar en cuenta “que nadie da lo que no tiene”.
El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, manifestó lo anterior, y aseveró que cumplir es tarea de dos partes, por una el contribuyente que debe aportar para el gasto público y el gobierno que tiene el compromiso de hacer buen uso del recurso y distribuirlo de la mejor manera.
“Para nadie es oculto que la dependencia federal que se caracteriza por ser la mejor cobradora es el IMSS, seguida por el Infonavit, siendo las instancias con las que mejor se cumple”.
Por lo que respecta al Sistema de Administración Tributaria (SAT), siempre ha sido agresiva, si así se quiere considerar, pero la realidad es que tiene una obligación de recaudar para allegar los recursos que se necesitarán en el país, “si bien no se puede hablar de una persecución como tal, sí tiene una fiscalización estrecha, sobre todo en las empresas medianas y grandes”.
Lo que se debe recordar es que ahora más que nunca, tras la crisis sanitaria y la económica que se avecina, será momento de llamar a la contribución de todos, pero también de exigir al Gobierno Federal que entre sus obligaciones, no deje de lado el facilitar el desarrollo de las empresas en beneficio de la sociedad, “no que sólo pretenda cobrar”.
“Es tiempo de ponernos todos la camiseta por México y cumplir con la obligación de tributar, pero la autoridad debe ser reactiva, para que las empresas no sólo sobrevivan, sino que estén en condiciones de generar empleos, pues esto en economía es una reacción en cadena”.
Sin duda alguna, puntualizó el empresario, cumplirle al fisco será un sacrificio real, pero también “debemos ser conscientes de que el país necesitará recursos”, y se deberá tener cuidado, insistió “en no jalar la liga más de la cuenta”; lo que se quiere ahora es recuperar empleos, que no haya empresas que se den de baja, para que haya ingresos al país a través de su contribución justa.