Lic. René Urrutia de la Vega.

¿Qué significa cumplir la norma? Cumplir la norma es algo sorprendentemente sencillo y debería ser lo que todos hiciéramos de manera natural, automática, normal pues; cumplir la norma es algo de la mano de otra gran premisa que consiste en hacer las cosas bien, es decir, apenas lo que todos deberíamos hacer regularmente, sin esfuerzos y sin festejos, solamente hacerlo y ya, hacerlo porque es nuestra forma de ser, la forma de ser de toda persona con un mínimo de educación, con un mínimo de formación en valores y con un mínimo de ética ante y para sí mismo. Cumplir la norma también debería ser igual a respetar las cosas de los demás, en México contamos como cuentos fantásticos lo que sucede en otras partes del mundo donde la gente deja sus objetos en cualquier parte y nadie toma lo que no es suyo, si dejas algo en cualquier parte, ahí lo vas a encontrar porque se sabe que todo tiene un dueño y si no soy yo, no tengo derecho a quitárselo, pero en nuestro entorno sucede lo contrario, con muy pocas y honrosas excepciones.

El Cumplimiento de la norma es cultura, es parte de la idiosincrasia, pero también es algo que podemos enseñar y que podemos aprender, la cultura de cumplimiento de la norma es la única forma que yo veo de cómo se podría generar un cambio generacional de fondo en la cultura de los mexicanos para que empiece a cambiar esta infame manera que tenemos de actuar y de vivir, y no es una exageración ni pesimismo, es apenas describir lo que ocurre y ha ocurrido históricamente para que estemos en la situación y los niveles de corrupción y delincuencia en los que estamos, con un altísimo grado de descomposición social.

Pensemos en los acontecimientos recientes: policías de la Guardia Nacional que disparan sus armas sin justificación alguna contra estudiantes, policías municipales que reprimen a golpes e insultos a mujeres manifestantes, policías capitalinos que “cumplen” su deber y detienen a un delincuente con ostensible uso de violencia, como si se tratara de una pelea de barrio y no de una detención legal y además es algo que públicamente presume el secretario de Seguridad Pública y que muchos lo aplauden, nos estamos convirtiendo en pueblos bárbaros que hacen uso de la venganza y no de la ley, nos estamos olvidando de que vivimos en lo que debería ser un Estado de Derecho, no hay cultura de respeto a los Derechos Humanos, todos estos casos y los miles similares que no se viralizan, no son otra cosa sino consecuencia de la falta de una cultura de cumplimiento de la norma, si tuviésemos que describir con una frase lo que debe ser un Estado Social y Democrático de Derecho, yo diría, sin titubear “Cultura de Cumplimiento de la Norma”.

Veamos, cuando estos eventos ocurren, un sin número de funcionarios en turno salen a decir que los elementos no cumplieron con los protocolos sobre el uso de la fuerza y el uso de la fuerza letal o cualquiera otro que sea aplicable según el caso, quiere decir que existen los protocolos, que existe la norma, pero también quiere decir otras dos cosas, consecuencia una de la otra: la primera, que los protocolos (la norma) no son del conocimiento de todos aquellos a quienes van dirigidos, incluidos mandos y directivos y, segundo, como no son del conocimiento de los operadores y mucho menos los han practicado ni interiorizado, no se aplican y al no aplicarse es que ocurren las barbaridades y violaciones de Derechos Humanos de las que hemos sido testigos y, peor aún, muchos creen que eso es justificado. Lo cierto es que es un tema de responsabilidad institucional, no únicamente de responsabilidad personal por la conducta y, además, la responsabilidad institucional es mucho más grave que la individual o personal y también más importante, si existiera, las cosas se resolverían y no seguirían ocurriendo.

Pues bien, aquí les dejo solamente un tema para la reflexión, profundicemos sobre los programas de cumplimiento de las normas, las empresas deben implementar el Criminal Compliance Program, los entes públicos deberían aplicar el Compliance Gubernamental y todos en nuestras actividades diarias, en la educación de nuestros hijos, en el desempeño de nuestras labores de cualquier tipo, deberíamos de actuar cumpliendo la norma y haciendo bien las cosas.

rurrutiav@urrutiaconsulting.com.mx

¡Participa con tu opinión!