Las Centellas de Necaxa siguen acercando a sus jugadoras más jóvenes del plantel con la afición mediante una serie de vídeos en donde las chicas de la Sub 18 comparten su historia. Esta semana fue turno para la mediocampista ofensiva Ximena D´acosta, que no sólo se ha convertido en la líder al ataque de la Sub 18, sino que ya tuvo la oportunidad de debutar con el primer equipo gracias a su talento.
“Casi no veía futbol femenil en la tele y pensaba que iba a ser la primera en llegar. En el amateur no todo el once era bueno, cuando llegué aquí me costó analizar que no era la única buena” arrancó comentando sobre las diferencias en los equipos en donde ha militado.
D´acosta detalló cómo fue su debut en Primera División. “Cuando me llamaron a entrenar no veía tan cerca que me convocaran a banca, pero estaba feliz por dar un paso más. Me convocan ante la UNAM y mi mamá no quería que debutara con Pumas porque ahí estudió. No me sentí nerviosa, pero durante el partido lo pensaba mucho, justo cuando me llaman para dar indicaciones, cuando vi el reloj que faltaban veinte minutos no lo creía”.
“Sin mi mamá y mi hermana no estaría aquí. Mi mamá siempre nos da lo que necesitamos a mi hermana y a mí. Siempre está ahí, está al pendiente, mi hermana es mi compañera de vida, es mi fan número uno” aseguró sobre sus grandes apoyos para esforzarse día a día.
Por último, D´acosta agradeció a Necaxa por la oportunidad, tanto en la Sub 18 como por debutar en el máximo circuito y mandó un mensaje a las jugadoras que quieren jugar a nivel profesional. “Creo que cumplí un objetivo, pero quiero más. Por más complejo que se vea nunca se rindan, después de tanto trabajo las recompensas se dan, entonces que sigan su sueño” concluyó.