Sólo el noventa por ciento de los taxistas acudieron a la revisión físico-mecánica de sus unidades y de éstos, el 80% aprobó y al resto le dieron un plazo para atender las deficiencias de la unidad.

Según reporte de la Dirección de Transporte Público, durante la primera semana acudieron a la revisión 765 taxis de alrededor de 840 que estaban contemplados, de acuerdo a la inscripción establecida de los números económicos del 4243 al 3400, lo que representa un promedio del 90%.

Sumaron 609 unidades las que aprobaron la revista, es decir que el 80% que cumplió con las disposiciones en materia de equipo, aditamentos, sistemas y en general, de las condiciones de operación y especificaciones técnicas para la óptima prestación del servicio.

En consecuencia, 156 taxistas deben subsanar las observaciones hechas por los verificadores, mientras que 29 unidades que están fuera de norma no son aptas para prestar un servicio que garantice la seguridad de los usuarios.

De acuerdo a la Ley de Movilidad, en caso de dictaminarse la necesidad de algún mantenimiento o reparación a la unidad, se suspenderá el servicio y se concederá un plazo que va de tres días a un mes, según el tipo de reparación, a efecto de revisarlo nuevamente.

Por incumplimiento se impondrá multa de hasta 25.347 pesos y se suspenderá el servicio de transporte hasta en tanto se corrija la anomalía.

La revista se realiza de lunes a viernes, de 08:30 a 14:30 horas, en el estacionamiento de las oficinas de la CMOV, ubicada en el Edificio “Baños y Vestidores” del Complejo Tres Centurias del Barrio de la Estación.

Los taxistas deben presentar la tarjeta de circulación, la póliza de seguro, licencia de chofer tipo A o de operador tipo A, carnet o gafete. La revista no tiene costo.

En lo que resta del mes, serán revisadas las unidades cuyos números económicos van del 3200 al 1601, mientras que del 1 a 12 de agosto se considera la numeración del 1600 al 001; y los días 13, 14 y 16 de agosto se recibirán las unidades rezagadas.

Quienes no acudan a revista, se exponen a perder la concesión.