La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer atiende actualmente a 54 menores que libran una batalla con esta enfermedad en el Hospital Hidalgo, informó su presidenta, Ana María Tiscareño Rizo.
Detalló que se apoya a los menores en las diferentes necesidades que genera este difícil padecimiento, como son medicamentos, estudios, oxígeno y, en caso de fatalidad, se asumen también los gastos funerarios, en apoyo a sus familias.
Precisó que las necesidades son muchas, por lo que la atención se brinda principalmente a los pacientes que tienen menos recursos económicos. Recordó que se mantienen como la única asociación que cuenta con oficinas dentro de este nosocomio y tiene comisionada a una persona encargada, quien es el enlace entre los niños, el hospital y AMANC.
Tiscareño Rizo expresó que la asociación siempre necesita mayores recursos, puesto que el costo de los tratamientos de cada menor es alto y hay momentos en que la demanda es mucha, por lo que se llegan a dar casos en que han solventado hasta 50 mil pesos en un día para el tratamiento solamente de dos pequeños.
A eso hay que añadir el gasto mensual de 80 mil pesos que la asociación tiene como gastos programados en el cumplimiento de su función.
Sin embargo, a pesar de los altos costos, la presidenta de AMANC sostuvo que nunca se le ha negado la atención a ningún menor, de tal modo que se les solventa en un 60, 80 o 100% su tratamiento, dependiendo de la necesidad que se tenga.
El apoyo también puede ser para la transportación de algunos pacientes que llegan a hacer hasta 2 horas de trayecto para llegar al Hospital Hidalgo.
Finalmente, la encargada de la asociación comentó que la mayor parte de los niños que se atienden tiene entre 6 y 10 años, aunque también se brinda ayuda a todos los menores desde que nacen hasta que cumplen los 19 años.