Hace un mes el matador de Aguascalientes Leo Valadez sufrió un fuerte golpe en Las Ventas, Madrid que le provocó una lesión de hombro. Las imágenes fueron alarmantes, pero la lesión fue menos grave de lo que aparentaba y durante cuatro semanas Valadez se concentró en su recuperación.
Afortunadamente el aguascalentense pudo recuperarse a tiempo y este sábado tuvo su reaparición en Istres, Francia en la plaza “El Palio” en una corrida de feria presumió un lleno espectacular por la calidad del cartel que se presentó. Valadez estuvo a lado de Sebastián Castella y Christian Parejo con toros de Victoriano del Río.
El gran triunfador de la tarde fue Parejo que tuvo la suerte de enfrentar a dos toros que le permitieron mostrar todas sus herramientas en el ruedo y con buenas estocadas firmó dos orejas en cada uno de sus toros para salir a hombros al final del festejo. Por su parte, Castella cortó una oreja tras aviso con el primero para después tener una ovación y dos avisos con el segundo de su toro.
Leo Valadez cumplió con un buen regreso a los ruedos pues siempre que hay un altercado el regreso puede tener cierto nerviosismo. El de Aguascalientes mostró su personalidad afrontando a su primer toro sin ningún problema y con gran habilidad. Con la espada acertó y cortó una valiosa oreja. Para su segundo rival tuvo buenos momentos, pero se retiró solo con una ovación.
De esta forma Valadez se reencontró con la afición europea que le reconoció su buena presentación y compromiso al afrontar este reto a pesar de batallar con su lesión de hombro durante varias semanas.