A pesar de las declaraciones de ambientalistas sobre la falta de atención y la degradación en el área natural protegida de La Pona, el secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Julio César Medina Delgado, señaló que el municipio de Aguascalientes brinda protección a las 17 hectáreas que la comprenden.
Sin embargo, reconoció que la zona enfrenta desafíos como la incursión de personas que realizan actividades no permitidas, por lo que están al pendiente del polígono declarado como área natural protegida y cuentan con el apoyo de la policía municipal para evitar ingresos indebidos.
Uno de los puntos de controversia es la extensión real del área protegida. Mientras los ambientalistas mencionan 33 hectáreas, el secretario Medina Delgado aclaró que la declaratoria oficial incluye 11.2 hectáreas, a las que se suman 6.7 hectáreas del parque, totalizando 17.9 hectáreas.
En relación con los incendios forestales, Medina Delgado informó que solo se ha registrado un incidente en La Pona, afectando aproximadamente 400 metros cuadrados. Destacó que las acciones preventivas, como las brechas cortafuegos y la recolección de material vegetal muerto, han resultado ser efectivas.
El secretario también abordó la crítica de los ambientalistas sobre la degradación del área. «Estamos en una zona semi-desértica que atraviesa una sequía severa, pero una vez que comiencen las lluvias, el panorama cambiará», comentó.
El funcionario reiteró el compromiso del municipio y del presidente municipal, Leo Montañez, de resguardar la declaratoria del área natural protegida al pie de la letra. Aunque existe preocupación sobre posibles sanciones legales, aseguró que no han recibido ninguna notificación de incumplimiento.