Alejandro Vizzuett
Agencia Reforma

CDMX.- Siéntate, porque te haremos sentir viejo: ¡la saga fílmica de Harry Potter cumple 20 años! Así es, la primera cinta del universo mágico creado por J. K. Rowling celebra dos décadas de haberse estrenado: el 4 de noviembre del 2001. Te contamos la relevancia del filme, repasamos rápidamente las secuelas, algunas curiosidades y más detalles de este clásico moderno del séptimo arte.

El niño que traspasó el papel
La historia de J. K. Rowling se gestó mientras iba a bordo de un tren de Mánchester a Londres en 1990, convirtiéndose en el inicio de una de las sagas fílmicas de fantasía más amadas de todo el mundo, y eso que la primera novela fue rechazada por ocho editoriales antes de que Bloomsbury aceptara publicarla.
Tras su lanzamiento en junio de 1997 (en Inglaterra), el texto acaparó la atención del equipo de la productora Heyday Films, que recomendó a su líder, David Heyman, adquirir los derechos de adaptación, ya que él buscaba llevar a la gran pantalla una historia infantil que fuera bien recibida (su primera opción fue una novela de la escritora Diana Wynne Jones).
Heyman se asoció con Warner Bros. en 1999 para comprarle a Rowling los derechos de los primeros cuatro libros de la saga, a lo que ella accedió a un costo de un millón de libras (alrededor de 27.5 millones de pesos), bajo la condición de que sólo se eligiera un cast de actores ingleses e irlandeses para los personajes.
Inicialmente, se quería que la primera cinta la dirigiera Steven Spielberg, quien rechazó el proyecto, pues su idea de hacerla en versión animada no fue aceptada por los ejecutivos; tras barajear varios nombres de cineastas (entre ellos Mike Newell, a quien le dieron la dirección de la cuarta película), se tuvo a dos finalistas: Terry Gilliam y Chris Columbus.
Rowling quería que Gilliam dirigiera la adaptación porque era fanática de su estilo, pero Warner Bros. se decidió por Columbus por su labor en filmes como Mi Pobre Angelito y Papá por Siempre, y, desde que inició la preproducción, hizo clic con la visión que se tenía para el largometraje.
La autora estuvo muy al pendiente de la elección del elenco, laborando junto a Columbus y la responsable del cast, Susie Figgis, quien renunció a su labor diciendo que el realizador no tomaba en cuenta ninguna de sus opciones para el reparto.

Tras hallar a quienes encarnarían a Severus Snape, Albus Dumbledore, Minerva McGonagall y Rubeus Hagrid, en agosto del 2000, Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint fueron elegidos para dar vida al trío dinámico de protagonistas.